Borrar
Cuevas del Almanzora nombra a Francisco Maldonado Sánchez, Hijo Adoptivo del municipio
Cuevas del Almanzora

Cuevas del Almanzora nombra a Francisco Maldonado Sánchez, Hijo Adoptivo del municipio

A título póstumo, el pleno aprueba el nombramiento, siendo así reconocido por su trayectoria humana, social y profesional, especialmente por su ilimitada implicación en el ámbito de la docencia

María Paredes Moya

Cuevas del Almanzora

Viernes, 10 de mayo 2024, 15:09

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El maestro Francisco Maldonado Sánchez ha sido nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad de Cuevas del Almanzora, en un pleno extraordinario, esta mañana. De esta forma, se le ha concedido, en este caso a título póstumo, la máxima distinción honorífica que puede otorgar un pueblo a una persona. Concretamente, el reconocimiento como Hijo Adoptivo, se otorga a quién, no habiendo nacido en el municipio, ha destacado de forma extraordinaria por cualidades o méritos personales o por la prestación de servicios en beneficio u honor del municipio y que hayan alcanzado consideración indiscutible en el ámbito público.

En el caso de Francisco Maldonado, el nombramiento como Hijo Adoptivo, tras una petición conjunta de la ciudadanía, es el reconocimiento de un pueblo a su aportación y trayectoria humana, social y profesional, especialmente por su ilimitada implicación en el ámbito de la docencia, materializada en el aprecio, consideración y amistad que le han tributado desde siempre varias generaciones de alumnos y alumnas.

El alcalde de Cuevas del Almanzora, Antonio Fernández, ha remarcado algunos de esos motivos que le hacen merecedor del título honorífico, en una semblanza detallada, en la que se habla de que el afán de Maldonado «no se reducía a transmitir saberes con pedagogía, se ocupó y preocupó por sembrar valores, un aluvión de valores, porque estaba convencido de que, sin ellos, la formación de su alumnado estaría incompleta. Compañerismo, respeto, esfuerzo, constancia, las virtudes del trabajo en grupo, saber escuchar al otro, reflexionar, razonar, debatir… se aplicaban a diario, eran sus herramientas, se asimilaban al mismo tiempo que los conocimientos que impartía».

Igualmente, se destacó la implicación del maestro, en la sociedad cuevana: «Paco Maldonado, como todos lo conocíamos, se integró desde el primer instante en la sociedad local, fue un cuevano más desde que llegó, y su implicación, su compromiso con el pueblo que lo había acogido lo convirtieron en un baluarte, en una referencia».

«Don Francisco Maldonado no nació aquí, pero su huella educativa entre quienes recibieron sus enseñanzas, su constructiva aportación al devenir social de esta localidad, su legado en fin, lo hacen merecedor del nombramiento de Hijo Adoptivo que hoy el pueblo de Cuevas le otorga con orgullo y predilección», ha finalizado el primer edil.

Acto seguido han intervenido los amigos de Francisco Maldonado, Martín Soler y Pedro Perales, así como su sobrina y la mujer del distinguido, Isabel Martínez, cariñosamente conocida como la señorita Isabel.

Todos han coincidido en ese mismo carácter de hombre bueno, de maestro implicado y cariñoso, y su mujer Isabel ha agradecido a la corporación municipal, esta distinción, así como el anuncio del alcalde cuevano de que se dará su nombre a un lugar bonito de Cuevas del Almanzora.

Finalmente, el primer edil Antonio Fernández ha hecho entrega de una placa conmemorativa con el nombramiento como Hijo Adoptivo a Francisco Maldonado a su mujer Isabel, quién ha estado acompañada de sus hijas, yernos, nietos y multitud de amigos y antiguos alumnos y alumnas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios