Denuncian ante la Guardia Civil los vertidos de graneles en Carboneras

Imagen de las labores de carga de graneles en Carboneras./MPC
Imagen de las labores de carga de graneles en Carboneras. / MPC

La plataforma ciudadana Muévete por Carboneras y Ecologistas en Acción presentaron el miércoles el escrito en el puesto del Instituto Armado

A. MALDONADOAlmería

La plataforma ciudadana 'Muévete por Carboneras' y Ecologistas en Acción denunciaron el miércoles ante la Guardia Civil los vertidos a la atmósfera y al medio marino que la empresa operadora en la terminal pública del puerto de graneles de Carboneras estaba efectuando. Estos hechos, tal y como explican en la denuncia, «estarían incumpliendo el artículo 13 de la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera debido a que no tienen la autorización necesaria» emitida por la Delegación territorial de Agricultura para «llevar a cabo la actividad de carga y descarga de yesos».

Ambos colectivos especifican, en un comunicado de prensa, que los vecinos alertaron al colectivo al observar desde el núcleo urbano de la localidad la «inmensa polvareda» que se estaba produciendo en esa zona, por lo que se desplazaron hasta la terminal portuaria. «Captamos imágenes fotográficas y vídeos de una grúa con cuchara recogedora, haciendo trasiegos de yesos de una de las montañas de acopio a cielo abierto, sin ningún tipo de medidas que impidieran la propagación del yesos. Debido a la naturaleza de este material y al viento reinante, toda la zona colindante, incluida la zona marítima, fue escenario de esos vertidos», manifiestan.

En ese área hay «cientos» de trabajadores y operarios expuestos a esa contaminación, tal y como sostiene la plataforma, que lamenta que esta terminal de carga de graneles «carece de autorización ambiental de ningún tipo o de autorización de vertidos a la atmósfera para realizar estas actividades, tal como nos ratificó la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la jefa de Protección Ambiental».

«No poseen ningún sistema de control de las emisiones en el puerto. A pesar de la legislación, realizan actividades de trasiegos y cargas sin autorizaciones con materiales altamente nocivos para la salud, haga el viento que haga. La policía portuaria responsable de la aplicación de las normativas de emisiones tampoco hace nada, la delegación territorial mira para otro lado», critican.