La ecoescuela de Palomares ya disfruta de su nueva sala de profesores 'reciclada'

Así luce la nueva sala de profesores de la ecoescuela de Palomares, con muebles reutilizados./D. S.
Así luce la nueva sala de profesores de la ecoescuela de Palomares, con muebles reutilizados. / D. S.

La empresa cuevana Agrícola Navarro de Haro ha donado mobiliario valorado en miles de euros que ha sido readaptado para su nuevo uso

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOCuevas del Almanzora

El CEIP Alarcón Fernández de Arellano de Palomares, que forma parte de la Red Andaluza de Ecoescuelas, tiene desde hace unos días una renovada y reciclada sala de profesores. Un lugar que perdieron el curso anterior ya que lo necesitaban para atender las necesidades del alumnado.

Ahora, este nuevo espacio ha sido posible gracias a la donación de mobiliario que ha realizado Agrícola Navarro de Haro. En total, esta empresa cuevana, que está considerada como referente nacional en el sector de la producción y comercialización al por mayor de una gran variedad de frutas y hortalizas, cedió desinteresadamente siete armarios archivadores, una mesa de despacho, una mesa auxiliar y una mesa de reuniones, todo ello con un valor aproximado de unos 7.000 euros.

«Nuestro lema es 'reciclar y reutilizar', por lo que nos enteramos que la empresa iba a modernizar su oficina y hablamos con los gerentes para que nos cedieran el mobiliario», trasladó a IDEAL Bartolomé de Haro, director del centro.

Y es que la filosofía de este colegio es que «los objetos tienen mucha vida, incluso cuando ya están destrozados siempre sirven para algo. Queremos ser un ejemplo para nuestros alumnos y que ellos vean que nosotros también utilizamos y reutilizamos cosas para que ellos lo apliquen también en sus casas», apuntó el máximo responsable del centro.

«Desde la empresa estamos disponibles para colaborar con el colegio, cualquier cosa que necesiten ya saben que tienen las puertas de Agrícola Navarro de Haro abiertas», aseguró la responsable de Administración, Juani de Haro, quien detalló que, aunque son reutilizados y tienen más de dos décadas, «son muebles que han estado siendo utilizados hasta hace unos días en la empresa porque están bien cuidados».

A su vez, Juani de Haro argumentó que es positivo que los escolares aprendan a que todo tiene un valor. «Ahora venimos de una sociedad que es 'usar y tirar' y es bueno que se den cuenta de que dentro de la filosofía de reciclaje y sostenibilidad que tenemos ahora pueden aprender que los objetos pueden seguir teniendo uso antes de tirarlos ya que cada vez hay más problemas medioambientales por todos lados», explicó.

En la misma línea, la concejala de Educación de Cuevas del Almanzora, Ana María Castro, mostró su satisfacción tanto por la donación realizada por la empresa como por el trabajo realizado por el centro educativo, recogiendo el mobiliario y readaptándolo para su nuevo uso.

Igualmente, la edil de Desarrollo Económico, Hacienda y Personal y teniente de alcalde, María Isabel Alarcón, apuntó que en la ecoescuela de Palomares «se está apostando por los niños y creando un concepto de educación medioambiental. Esta ecoescuela pretende que otros colegios, otras empresas y otras instituciones apuesten por este modelo de reutilización. Es un ejemplo para todos».

En definitivas, la donación del mobiliario y su posterior reutilización ha venido a solucionar un problema mayúsculo que tenía una institución pública y que desde hace unos días ya cuenta con una nueva y reciclada sala de profesores.