Emoción con la Borriquita de Pulpí

Numerosas personas reciben a La Borriquita a su llegada a la Iglesia de Pulpí./A. P.
Numerosas personas reciben a La Borriquita a su llegada a la Iglesia de Pulpí. / A. P.

Cientos de pulpileños acompañaron a la Pre-Hermandad en un recorrido idéntico al del año anterior y que se inició en la Iglesia San Miguel

IDEALPulpí

El Domingo de Ramos en Pulpí se vivió lleno de alegría y repleto de momentos emotivos con la salida en procesión del Stmo. Cristo de la Victoria en su Entrada Triunfal en Jerusalén, La Borriquita.

Repitiendo el nuevo recorrido procesional que ya realizó el año pasado, la Pre-Hermandad de La Borriquita de Pulpí salió a la calle con sus 36 costaleros, entre hombres y mujeres, iniciando la procesión desde la Iglesia San Miguel, donde regresó para dar paso a la tradicional Misa del Domingo de Ramos.

El acto religioso dio comienzo con la salida de los hebreos ataviados con sus palmas, las mantillas, miembros de la Corporación Municipal y los hermanos del resto de cofradías de Pulpí, el Paso Morao y el Paso Negro. Este año, poniendo música a la procesión, acompañó al Cristo de la Victoria la Banda de Cornetas y Tambores 'Sentencia' de Cuevas del Almanzora.

Tras la primera levantá, dio comienzo la procesión, en la que se volvieron a vivir grandes momentos para los miembros de la Pre-Hermandad y para el resto de pulpileños que salieron a la calle en una calurosa mañana de primavera para arropar a su Cristo. Momentos como la bendición de los ramos y palmas propios del Domingo de Ramos, que llevó a cabo el párroco de Pulpí, Alberto Murillo; el instante en que un grupo de vecinos lanzó pétalos de rosas a la Imagen de La Borriquita desde un balcón; o el momento en que los costaleros portaron el trono de rodillas en un tramo cercano a su llegada a la Iglesia.

La Pre-Hermandad de La Borriquita volverá a tomar las calles de Pulpí el próximo Miércoles Santo, procesionando las Imágenes de Nuestro Padre Jesús Despojado y María Santísima de la Salud y Esperanza.