Félix López deja la política

Félix López, alcalde de Vera./IDEAL
Félix López, alcalde de Vera. / IDEAL

El alcalde de Vera no se presentará a las próximas elecciones municipales a pesar de los rumores de los últimos meses que le situaban en distintas formaciones

EUROPA PRESSVera

El alcalde de Vera, Félix López (PA), anunció que no concurrirá en las próximas elecciones municipales del 26 de mayo, de manera que se retira de la vida política tras 32 años como concejal de los que 20 ha estado al frente del consistorio veratense.

«Me voy a dedicar a mi gran proyecto, que es mi familia, mis hijos, mi mujer y mis amigos», indicó López en declaraciones a Europa Press al considerar que su «ciclo se ha terminado» y ha llegado el momento de dejar atrás una «etapa que ha sido muy buena». «He trabajado por mi pueblo y para mi pueblo», valoró el regidor.

De este modo, López deja la actividad política una vez desaparecido el partido con el que se presentó a los comicios locales de 2015, en los que consiguió siete concejales que le permitieron gobernar con el apoyo de dos ediles socialistas frente a los ocho del PP, que han estado en la oposición.

«Vamos a seguir trabajando desde la sociedad civil para que todos los proyectos que están ahí no queden aparcados», ha indicado el primer edil veratense, quien pese a su marcha sopesa la creación de una asociación sociocultural para trabajar «en positivo» y estar «vigilantes» desde la sociedad civil para que Vera siempre mejore «gobierne quien gobierne».

López, quien además también dejará atrás próximamente su vida laboral, hizo un repaso a las actuaciones e inversiones realizadas en Vera, especialmente para el fomento de la cultura, del deporte y del tejido asociativo, toda vez que ha destacado algunas de las acciones municipales más satisfactorias.

Así, señaló como uno de los mejores momentos de su carrera política la primera obra que realizó como alcalde en 1995, que consistió en la eliminación de un cruce de tráfico en la zona de las Buganvillas, en Vera Playa, para sustituirla por una rotonda que se hizo «en tiempo récord» y permitió reducir la siniestralidad.

Fue un acto solidario entre administraciones«, dijo el alcalde, quien por el contrario apuntó como una de las situaciones más amargas la »incomprensión« que encontró por parte de los dirigentes de la Junta de Andalucía para poner en marcha una depuradora en la localidad ante la «situación de contaminación». «Me voy con la satisfacción de haber servido a mi pueblo», indicó López, quien también agradeció la colaboración recibida durante estos años.