Borrar

Una fuerte granizada sorprende de golpe a los vecinos del Levante

El río Antas baja cargado de agua y los residentes han tenido que resguardarse allá donde les pillaron las súbitas precipitaciones

M. Rodríguez y M. Cárceles

Antas

Miércoles, 22 de enero 2020, 11:10

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El día se levantó en gran parte del Levante pachucho: si uno miraba al horizonte veía cómo al fondo, en la zona de Garrucha, Vera o Mojácar, el cielo estaba abierto y se intuían los rayos del sol, pero no así en el resto de la comarca, en la que una boina enorme de nubes hacía presagiar una inestabilidad que, sin embargo, ha sorprendido a los vecinos en forma de súbita granizada. Durante algunos minutos, el municipio levantino de Antas, pero también otros como Los Gallardos, ha sido testigo de la caída de bolas de hielo que han dejado el suelo de la localidad como si fuera un municipio serrano en Navidad: cubierto de un manto blanco.

La situación ha sido inesperada. De chispear a depositar una manta de pequeñas piedras de hielo a, después, caer en tromba una manta de agua que ha provocado que el río bajase sorprendentemente cargado de agua. Hasta el punto de que los paseantes han tenido que resguardarse allá donde les pillaron las súbitas precipitaciones.

Así han quedado las calles de la localidad. M. R.
Imagen secundaria 1 - Así han quedado las calles de la localidad.
Imagen secundaria 2 - Así han quedado las calles de la localidad.

El granizo ha caído durante aproximadamente cinco minutos en piedras del tamaño de las lentejas y ahora la precipitación comienza a aflojar en forma de lluvia dejando un paisaje poco habitual en la zona. No hay que lamentar, por el momento, ninguna situación alarmante.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios