Garrucha adjudica el ciclo integral del agua a la UTE Aqualia-Codeur

Sesión plenaria extraordinaria celebrada en la mañana de ayer en el Ayuntamiento de Garrucha en la que se adjudicó el ciclo integral del agua./D. S.
Sesión plenaria extraordinaria celebrada en la mañana de ayer en el Ayuntamiento de Garrucha en la que se adjudicó el ciclo integral del agua. / D. S.

El equipo de gobierno da luz verde definitivamente al expediente mientras que la oposición advierte de que si gobierna dará marcha atrás

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOGarrucha

Después de más de dos años desde que se iniciara el procedimiento, y en la que previsiblemente será la última sesión plenaria de esta legislatura, Garrucha adjudicó ayer definitivamente los servicios de abastecimiento de agua potable, de gestión de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales a la Unión Temporal de Empresas (UTE) FCC Aqualia-Codeur.

Esta unión de empresas ha resultado adjudicataria al obtener una puntuación total de 86,16 puntos por la Mesa de Contratación y deberá pagar un canon de 3.546.000 euros. El periodo de adjudicación de prestación de servicios es de 25 años, es decir, desde 2019 hasta 2044. A este procedimiento abierto también se presentaron Hidralia, que obtuvo 81,13 puntos; Amedida, que consiguió 78,15 puntos; y Valoriza, que logró un total de 41,14 puntos.

La alcaldesa de Garrucha, María López, aseguró durante la sesión que «se trata de un procedimiento transparente, ya que lo hemos publicado todo y hemos dado información sobre todos y cada uno de los pasos que hemos ido dando a lo largo de los más de dos años que llevamos con el expediente».

Igualmente la regidora socialista recordó que, en la actualidad, dos administraciones como son el Tribunal de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía y el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo «han dicho que este procedimiento no hay que suspenderlo pese a las numerosas peticiones de Galasa y de alguna otra empresa. Lo único que estamos haciendo es cumplir con la legalidad».

En esta línea, López Cervantes explicó que este expediente va a suponer «la mejora del servicio y de la atención a todos los vecinos en cuanto al abastecimiento y la depuración del agua y el saneamiento de la situación económica del Ayuntamiento de Garrucha». A su vez, detalló que en los próximos días se firmará un convenio entre el Ayuntamiento de Garrucha y el de Vera para la utilización de la depuradora, al igual que la firma del contrato con la empresa adjudicataria.

«En el pliego aprobado, que rige el contrato de esta adjudicación, se especifica que se mantienen, que no suben, las tarifas del agua», finalizó.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Popular y candidato a la Alcaldía, Juan Francisco Fernández, explicó durante su intervención que la postura de su formación política continuaba siendo la misma que a lo largo de todo este procedimiento, es decir, contraria.

El popular afeó que «el auténtico guía de esta barbarie, que ha sido el señor interventor de este Ayuntamiento, esté ausente en un momento tan trascendental».

Fernández también calificó de «grave irregularidad» que no haya un convenio firmado en los Ayuntamientos de Garrucha y Vera para la utilización de la depuradora de Codeur, empresa mixta municipal de la que el Consistorio veratense posee el 51% del accionariado. Algo que López Cervantes explicó que se tiene que hacer después de la adjudicación de ayer.

Igualmente Fernández aseguró que si gobiernan tras el 26M harán «todas las gestiones» dentro de lo que marca la Ley para no hacer esta adjudicación efectiva «con todas las consecuencias que ello pueda acarrear como indemnizar a Aqualia-Codeur».

Así las cosas, tras un intenso debate en el que se mezclaron otros temas que no tenían nada que ver con el agua, la adjudicación del ciclo integral a FCC Aqualia-Codeur fue aprobada por los siete votos favorables del equipo de gobierno, del PSOE, y cuatro votos en contra del PP, únicos miembros de la oposición presentes en la sesión de pleno extraordinario.