Borrar
Garrucha pasa a ser ciudad tras superar los 10.001 habitantes

Garrucha pasa a ser ciudad tras superar los 10.001 habitantes

El equipo de gobierno inicia un completo plan de inversión para adaptarse al nuevo estatus

Marcos Tárraga

Garrucha

Jueves, 16 de marzo 2023, 14:48

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Garrucha ha puesto en marcha un completo plan de inversiones y remodelaciones del entorno urbano para adaptarse al nuevo estatus de Ciudad, que se consigue tras consolidar una población de más de 10.000 habitantes.

Garrucha pasa a ser un «asentamiento urbano de edificaciones continuas, con alta densidad de población, donde se desarrollan actividades económicas vinculadas al sector servicios o a la industria y funciones representativas relacionadas con la administración pública, los negocios y el ocio». Desde esta nueva posición, la alcaldesa María López Cervantes planifica nuevos servicios que permitirán a la localidad adaptarse a un modelo urbano más eficiente medioambientalmente, como el carril bici que unirá todos los centros educativos y deportivos de la ciudad, o la sustitución por Led de las 2013 luminarias que reducen el consumo del alumbrado público municipal en más de un 60%.

«Crecemos en población porque la gente que viene encuentra en Garrucha una calidad de vida poco común que no sólo tiene que ver con el clima. Nuestro objetivo es crecer en esos detalles que nos permitan un desarrollo sostenible implementando servicios públicos más eficientes, más respetuosos medioambientalmente y que nos ayuden a asentar esa imagen de ciudad moderna, preparada para afrontar el futuro más inmediato con garantías. Luchamos por ser ese lugar en el que criar a nuestros hijos al aire libre, verles crecer yendo con toda seguridad a sus colegios o actividades deportivas extraescolares en bicicleta y una muestra de nuestro compromiso es la reducción del tráfico rodado en el entorno urbano. En definitiva, con la calidad de vida de una población que es una ventaba abierta a uno de los mejores litorales del Mediterráneo», afirma María López Cervantes.

Garrucha ha pasado de 8577 habitantes en 2015, fecha en la que se produce el cambio en el equipo de gobierno, a 1024 más en las lecturas de 2022, y un nuevo salto a más de 2400, según la última actualización del padrón a comienzos de 2023.

Entre las grandes infraestructuras y modernización de servicios que tratan de atender con mayor calidad a la creciente población de Garrucha, el Ayuntamiento está llevando a cabo una profunda reestructuración de la red de suministro de agua, que será más eficiente y estará perfectamente monitorizada por el nuevo concesionario, lo que también conlleva el reasfaltado de buena parte del núcleo urbano para reducir la contaminación acústica que produce el tráfico rodado.

En este mismo orden la ampliación de El Malecón, tanto a poniente, en el Paraje del Castillo, como a levante, desde las calles Bajada al Puerto y a la Lonja, supone dotar a la ciudad de un frontal acorde con sus aspiraciones. «Además, en breve, tendremos un nuevo modelo de recogida de residuos urbanos, que se suma a la nueva escuela de música, una biblioteca mucho más funcional o un archivo perfectamente accesible del que ya disfrutan los vecinos o unas instalaciones de Protección Civil nuevas para atender las necesidades de una población como la nuestra», explica la regente garruchera.

Junto a todos estos avances, unos en ejecución y otros a la espera de la finalización de trámites administrativos, Garrucha prepara una total remodelación del mercado de abastos para convertirlo en un auténtico centro de interpretación de la dieta mediterránea con su producto estrella de kilómetro 0, la gamba roja.

«Vamos a hacer en el mercado, con la ayuda de los fondos NextGeneration, mucho más que una mera remodelación ya que será el nuevo punto de encuentro de la gente joven, puesto que ellos deben ser los verdaderos valedores de un bien como la Dieta Mediterránea, que es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y que merece un especio singular como el que proyectamos. Este mismo edificio, aprovechando nuestras horas de sol, debe ser el epicentro de la comunidad energética que entre todos podemos generar desde nuestros tejados», concluye María López Cervantes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios