G. M.

Garrucha tendrá en tres meses rotonda 'de cuatro patas' en el cruce Las Palmeras

Lo glorieta aliviará el tráfico enla intersección con el Camino de Vera y solucionará el alto índice de accidentes

MARCOS TÁRRAGA Garrucha

El Ayuntamiento de Garrucha ha adjudicado las obras de la rotonda para la intersección existente entre la carretera A-370, conocida como Camino de las Palmeras y el antiguo camino de Vera, punto señalado como de importante concentración de accidentes, y que supondrá una inversión que ronda los 400.000 euros. «Recuperada la normalidad es el momento de ejecutar, sin demora algunas de las obras que tenemos pendientes. Puede que no sea el mejor momento y que ocasionen algunos problemas puntuales de tráfico, pero necesitamos dar salida a todas las infraestructuras que deben permitirnos un crecimiento ordenado y, al mismo tiempo, aportar seguridad a quienes no visitan, más aún si queremos mantener ese estatus de centro neurálgico comercial y hostelero en el Levante almeriense», afirma la alcaldesa, María López Cervantes.

Precisamente, con el fin de mejorar la accesibilidad de la zona y aumentar la seguridad de circulación de los vehículos, se proyecta una rotonda 'de cuatro patas'. Así, el diseño de la glorieta se basa en la Guía de Nudos Viarios, publicada por el Ministerio de Fomento.

A la hora de proyectar la obra se tuvo en cuenta que en dicha intersección existe un alto flujo de tráfico en diferentes direcciones, así como que la conexión directa entre el Camino de las Palmeras y el antiguo Camino de Vera no está permitida, debido a la existencia de línea continua en el eje de la A-370. Sin embargo, se produce el cruce directo de vehículos entre ambos caminos con el riesgo que eso supone.

Otra de las características de la actuación es que el Camino de las Palmeras conecta con el único Instituto de Educación Secundaria del municipio de Garrucha, lo que incrementa el flujo de tráfico en horas punta y la necesidad de una mayor seguridad vial. «Era obvio que necesitábamos una actuación urgente en este punto, como también en otros que poco a poco iremos acometiendo, pero tenemos que ser conscientes de que las obras implicarán molestias, aunque confiamos en que la empresa que llevará a cabo la obras, con una dilatada experiencia en este campo de la obra pública, sepa compaginar las trabajos con el importante incremento poblacional y de visitas que de por si ya recibimos cada año, y que en esta temporada va a superar todas las previsiones. Y para ello también estamos preparados», asegura López Cervantes.

La rotonda tendrá 37 metros de ancho interior y tanto el de los carriles de entrada como de salida serán ligeramente mayores que el ancho que llevaban anteriormente, de manera que al llegar a la entrada de la glorieta se produce un ligero abocinamiento del mismo con el fin de mejorar la maniobrabilidad de los conductores, éste llega hasta la línea de entrada de la calzada anular, con lo que la fluidez del tráfico quedará garantizada.

Para la iluminación de la rotonda, se ha previsto la colocación de ocho farolas de nueve metros de altura fabricada en acero galvanizado, con luminarias Led 136W.