Javier Aureliano García, poniendo la primera piedra, ayer. / R. I.

El Hospital La Inmaculada tendrá nuevos accesos tras 3 millones de inversión

El presidente de la Diputación puso ayer la primera piedra de una actuación financiada a través de la institución provincial y el Consistorio

MARCOS TÁRRAGA Huércal-Overa

Las obras del nuevo acceso al Hospital Comarcal La Inmaculada, en Huércal-Overa, han comenzado a ser realidad. El presidente de la Diputación Provincial, Javier Aureliano García, y el alcalde de la localidad, Domingo Fernández, colocaron ayer la primera piedra de una obra fundamental para el municipio y para los usuarios de este centro hospitalario que da cobertura a las comarcas del Levante, Almanzora y Los Vélez.

Este nuevo vial que conectará las avenidas La Molineta y Doctora Ana Parra dando acceso directo a las urgencias del Hospital de La Inmaculada, cuenta con tres millones de euros de inversión cofinanciados por Ayuntamiento y Diputación.

Los objetivos de la actuación son otorgar fluidez al tráfico con la descongestión de la avenida Felipe VI, donde se encuentran el colegio, el pabellón y el recinto ferial, así como la reducción de tiempos en los traslados tanto en vehículo como en ambulancia.

El presidente de la Diputación se mostró orgulloso de formar parte de un proyecto que va a beneficiar a los vecinos de la zona Norte de la provincia: «Este proyecto es fundamental para los 150.000 almerienses que viven hasta en 40 municipios en los que La Inmaculada es el hospital de referencia. Esta obra facilitará el acceso a los ciudadanos a los servicios sanitarios y garantiza el crecimiento ordenado del municipio».

El proyecto responde, no en vano, prosiguió García, «a una máxima de la institución provincial: igualar oportunidades entre almerienses, vivan donde vivan», dado que esta actuación «mejorará la calidad de vida, la comodidad y seguridad de todos los usuarios de La Inmaculada, los almerienses que reciban servicios sanitarios en La Inmaculada».

E presidente de Diputación ensalzó, asimismo, la decisión del alcalde de hacer realidad este proyecto que «es una demanda histórica y que en unos meses será una realidad para toda la comarca que ahorrará tiempo para acceder a su hospital de referencia».

El alcalde, Domingo Fernández, destacó por su parte unas para las que el Ayuntamiento lleva trabajando desde 2016, a través de «todos los trámites oportunos para la consecución de tal objetivo» que comienza ahora «con el apoyo de la Diputación Provincial» y se completarán «en un plazo de un año».

Con el nuevo vial de acceso directo al hospital «no solo mejoramos el tráfico en la avenida Felipe VI, descongestionando esta zona en la que se ubican centros escolares y deportivos, sino que mejoramos las infraestructuras de Huércal-Overa y la seguridad vial de los vecinos del municipio y de todos los usuarios del Hospital, disminuyendo el tiempo que en algunos casos puede ser vital para los pacientes. Siendo además, junto al nuevo puente de San Isidro, eje estructural del futuro desarrollo urbanístico de Huércal-Overa hacia el Norte», puntualizó el primer edil huercalense.

Eje para evitar congestiones

Este nuevo vial será el principal eje para evitar congestiones de futuros desarrollos urbanísticos al norte de la ciudad, que es la zona de expansión del municipio.

La situación del tráfico en la avenida Felipe VI hace que, a diario, se produzcan numerosas retenciones en esta zona y, para darle fluidez, se ha optado por la construcción de un vial con el que, además de tener un acceso directo al Hospital de La Inmaculada, mejorando la circulación de ambulancias hacia las urgencias del mismo, será eje estructurante del futuro desarrollo urbanístico de Huércal-Overa hacia el Norte.