Huércal-Overa aprueba el proyecto del puente de San Isidro

Ahora se inicia el procedimiento de las expropiaciones para poder ejecutar las actuaciones necesarias para terminar con el punto negro

M. R. S. Huércal-Overa

El municipio de Huércal-Overa da un paso más para eliminar uno de los puntos negros más peligrosos del municipio, el puente de San Isidro. Recientemente, el Ayuntamiento de Huércal-Overa aprobó en la Junta de Gobierno Local el proyecto del puente de San Isidro, impulsado por el Consistorio al que se da un paso más para materializarse. Un proyecto de suma importancia para el municipio del cual se iniciaron los trámites necesarios con la Innovación nº 15 del PGOU en 2012 y que definitivamente fue aprobada el pasado mes de enero por la Comisión Provincial de Urbanismo, tras tener incluso que recurrir el Consistorio al defensor del pueblo andaluz por la prolongación de manera injusta de los trámites, dándole la razón al Ayuntamiento.

Una vez aprobado el proyecto por parte del Ayuntamiento se inicia el procedimiento de las expropiaciones para poder ejecutar las actuaciones necesarias con las que se acabará con un punto negro en las carreteras del municipio, mejorando la seguridad de todas las personas que utilizan esta entrada para llegar al pueblo, cercana al Hospital, y en la que se producen numerosos siniestros.

El alcalde, Domingo Fernández, destacó la importancia de la aprobación por la Junta de Gobierno de este proyecto, «damos un paso más que nos permite seguir avanzando en este camino que aunque se ha hecho más lento de lo que se esperaba ya está cercano, y es que los trámites administrativos se ralentizaron innecesariamente en el inicio», recordando además que para materializar este proyecto se tuvo que solicitar la cesión de la carretera nacional en la que está ubicado el puente de San Isidro, que dependía del Gobierno Central, y que se formalizó hace unas semanas.

El puente de San Isidro es uno de los puntos negros de las carreteras del municipio y una demanda histórica de nuestros vecinos que se hará realidad a través de los Planes Provinciales de la Diputación Provincial de Almería, contando además con una partida en los presupuestos municipales del presente año.

Materializando y ejecutando las actuaciones necesarias para que «este acceso a Huércal-Overa, que enlaza además con el barrio de la Atalaya, sea un acceso digno. Acabando con este punto negro que queremos eliminar de forma urgente. Mejorando la seguridad de todas las personas que utilizan esta entrada para llegar al pueblo, cercana al Hospital, y en la que se producen numerosos siniestros», puntualizó Fernández.