Investigan a la exalcaldesa de Turre por negar un permiso a un puesto de turrones de feria

Una mujer con traje de flamenca, con una niña en brazos, frente a un puesto ambulantes de dulces y turrones. /
Una mujer con traje de flamenca, con una niña en brazos, frente a un puesto ambulantes de dulces y turrones.

El juez ve indicios de prevaricación en la resolución firmada por María Isabel López, que habría estado marcada por una discusión entre el vendedor y el jefe de la Policía Local

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Un presunto enfrentamiento entre el propietario de un puesto de dulces y turrones y el jefe de la Policía Local de Turre podría acabar con la exalcaldesa del municipio, María Isabel López, condenada por un delito de prevaricación administrativa. Así se refleja en un auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vera donde se reconoce que existen «indicios de participación» de López en el proceso administrativo por el que se negó al denunciante la instalación de su puesto en la feria de Turre, pese a que «desde hace décadas» así lo había hecho «sin que consten incidentes».

La denunciada fue alcaldesa de Turre desde febrero de 2017 hasta mediados del pasado mes de junio en cumplimiento del acuerdo entre su partido, PSOE, y 'Somos Turre' para gobernar durante la mitad de la legislatura, esto es, dos años cada formación.

Remarca el auto judicial que el municipio turrero carece de un reglamento u ordenanza que regule la concesión de los puestos de la feria, «sino que es la Policía municipal la que normalmente lo organiza y decide su concesión». Al respecto, en una fecha anterior al 14 de septiembre del pasado año, el jefe de la Policía Local llamó presuntamente al denunciante «para comentarle una reorganización de los puestos», personándose este en el despacho de la entonces alcaldesa -la denunciada María Isabel López- en la citada fecha.

Allí, la regidora «llamó al agente», iniciándose una discusión entre él y el propietario del puesto de turrones durante la que, presuntamente, este último «le habría faltado el respeto al policía». Ante tales hechos, recoge el auto, el jefe del cuerpo municipal formuló una denuncia por infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana que fue trasladada cuatro días después a la alcaldesa.

Tras acaecer este episodio, cita, la exalcaldesa firmó el 20 de septiembre una resolución en la que se denegaba la instalación del puesto de dulces y turrones al denunciante al considerar que «no es oportuno» debido «a un fuerte incidente» ocurrido seis días atrás, aludiendo a «razones obvias de seguridad». Dicha resolución de la Alcaldía reconoce que esta decisión persigue, cita textualmente, «evitar incidentes de calado como el protagonizado por usted -en referencia al denunciante- en mi despacho y en mi presencia y la del agente de la policía local».

Sin embargo, «no especifica otra serie de razones tales como falta de cumplimiento de requisitos, falta de idoneidad del solicitante (…) o cualquier otra motivación para su negativa», considera el instructor quien remarca que pasado un mes, y según el informe del jefe de la Policía Local, el denunciante «únicamente habría presentado solicitud, sin acompañar la documentación necesaria para la colocación de un puesto en las fiestas patronales de Turre 2018».

Finalmente, el día 23 de noviembre, el mismo agente emite un informe de propuesta de sanción al denunciante de acuerdo a la Ley de Seguridad Ciudadana, donde «expresamente» se establece que «la no colocación del identificado ha sido por los hechos ocurridos en la Alcaldía y por la no presentación de la documentación necesaria para la colocación del puesto».

Los hechos, de acuerdo al auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vera, pueden ser constitutivos, presuntamente, de un delito de prevaricación administrativa en los que concurren indicios de participación de María Isabel López.

Finalizada la fase de instrucción, se inician los trámites de procedimiento abreviado para su traslado al Ministerio Fiscal, quien deberá formular su escrito de acusación, el sobreseimiento de la causa o la apertura excepcional de diligencias complementarias.