El Juzgado da la razón a los propietarios y suspende la clausura del chiringuito Maui

El chiringuito Maui de Mojácar, lugar de encuentro de centenares de jóvenes./MAUI
El chiringuito Maui de Mojácar, lugar de encuentro de centenares de jóvenes. / MAUI

El Ayuntamiento de Mojácar acordó esta medida «con el fin de evitar posibles perturbaciones de la normal tranquilidad de las personas o vecinos»

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOMojácar

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Almería ha acordado suspender la clausura del chiringuito 'Maui' de Mojácar al no quedar acreditados incumplimientos relacionados con los horarios de apertura y cierre del local ni con la superación de los niveles de ruido permitidos, con molestias graves para los vecinos.

En el auto con fecha de 25 de febrero de 2019 al que ha tenido acceso este periódico, la juez estima el recurso presentado por los propietarios contra la resolución por la que la administración local inició un proceso sancionador, suspendiendo los apartados en los que se adoptó la medida provisional de clausura preventiva «con el fin de evitar posibles perturbaciones de la normal tranquilidad de las personas o vecinos».

El Juzgado señala la «especial urgencia» a la hora de abordar este asunto «ante la inminente apertura del local, tras el cierre vacacional, prevista para el puente del Día de Andalucía» y que las medidas del Ayuntamiento de Mojácar «revisten una indudable gravedad».

Añade que a pesar de que la resolución recurrida señala que el establecimiento no reúne los requisitos para ejercer la actividad recreativa «toda vez que no se ha sometido a los preceptivos medios de intervención administrativa municipal, si bien no especifica cuáles son esos medios de intervención a los que debería haberse sometido».

Igualmente el auto precisa que existe un informe jurídico emitido por la Secretaría General del propio Ayuntamiento de Mojácar en fecha 31 de octubre de 2018, que indica de forma expresa que no constan acreditados incumplimientos relacionados con los horarios de apertura y cierre del local ni con la superación de los niveles de ruido permitidos, con molestias graves para los vecinos.

A su vez, los propietarios del chiringuito han aportado la documentación de la que dispone relativa a las autorizaciones y licencias obtenidas, asegurando que se trata de un negocio que viene desarrollando su actividad desde hace más de cuarenta años, y con esta dimensión desde hace más de quince años.

Es por ello por lo que el Juzgado ha acordado suspender los puntos quinto y sexto aprobados por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Mojácar, el 29 de noviembre de 2018, que ordenaban la clausura preventiva del negocio.

Así las cosas, Manuel Zamora, concejal del PSOE, y Jessica Simpson, de Somos Mojácar, han manifestado su repulsa por la manera de gobernar de la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, y han asegurado que «si fuera por ella, cerraría todos los negocios de la gente que no la vota».

«Su última acción en contra de un empresario mojaquero ha sido intentar perjudicar a un chiringuito que atrae a muchos visitantes, españoles y extranjeros, jóvenes y maduros, a nuestro municipio, ordenando su cierre como medida cautelar», añadieron Zamora y Simpson, para quienes «no se puede tolerar que la coacción y el miedo sean una herramienta habitual de Cano».