Martín Morales bloquea el pacto de alternancia en el gobierno de Turre

Tras del boloqueo está el enjuiciamiento por prevaricación de la candidata del PSOE, María Isabel López, cuyo juicio se celebra en noviembre

M. R. S. Turre

El pacto de alternancia en Turre se tambalea. Si en la madrugada de hace dos años, tanto Martín Morales (IU) como María Isabel López Alías (PSOE), cerraron un acuerdo de alternancia de gobierno entre ambos partidos, hoy el futuro del Ayuntamiento de Turre está aún por ver.

El Ayuntamiento de Turre mantendrá a Martín Morales como alcalde debido al enjuiciamiento por prevaricación de la candidata del PSOE, cuyo juicio está previsto el próximo 2 de noviembre.

A pesar de que hace una semana el actual primer edil registró un escrito en el que anuncia su dimisión en el cargo a la espera de que se convocara un pleno en el que hacer efectiva su renuncia, este pasado lunes va registrar un nuevo escrito en el que se retractaba de la misma al no haber alcanzado un acuerdo con los socialistas.

«Ahora mismo la cosa está un poco tensa y las dos formaciones estamos sin movernos nada», explicó el alcalde turrero, quien se ha mostrado partidario de cumplir con el pacto de alternancia suscrito con el PSOE siempre que el partido designe a otro candidato para ocupar la Alcaldía.

Morales aseguró que, aunque desde este mismo martes debería haberse producido el cambio de líder al frente del gobierno local, las conversaciones de la última semana por parte de su grupo se han orientado a un cambio de candidato por parte del socio de gobierno. «Nosotros pedimos al PSOE otra persona, pero no la que está imputada», remarcó frente a los intentos de los socialistas por «proteger» a su candidata.

En esta línea, el alcalde afeó que desde el PSOE se intente promover la elección de una persona como alcaldesa cuando aún no se ha resuelto un juicio. En cualquier caso, de momento el equipo de gobierno se mantiene «tal y como está», aunque no se descarta que puedan producirse cambios en las próximas horas si no se llega a un acuerdo.

Por su parte, desde el PSOE hasta el momento no se han pronunciado, se propone a la actual número dos en el gobierno municipal, quien se enfrenta a 12 años de inhabilitación para empleo o cargo público acusada de denegar «arbitrariamente» a un empresario feriante la instalación de su «tradicional» puesto de turrones en la «misma ubicación» del recinto ferial que ha ocupado «durante tres generaciones».

La Fiscalía Provincial indica que López, quien ocupaba la Alcaldía en septiembre de 2018, adoptó una «decisión» que supone «infracción del deber de objetividad en los intereses generales» y remarca que tuvo como consecuencia que el perjudicado «no pudo instalar su puesto».

La exregidora será enjuiciada en una vista oral señalada ante el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería como presunta autora de un delito de prevaricación.