Mojácar organiza charlas contra la violencia de género

«Sin una denuncia no se puede abrir el abanico de la seguridad y la protección», tal y como explica Alejandro Montero, encargado de estas jornadas

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOMojácar

El Ayuntamiento de Mojácar y la Unidad de Violencia de Género de la Policía Local de este municipio del Levante almeriense organizaron recientemente unas charlas educativas y de concienciación abiertas al público dentro de la ejecución del Pacto de Estado contra la violencia de género del Ministerio del Interior.

A esta primera charla -hay otra prevista para este viernes- asistió la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, que fue la encargada de abrir oficialmente el acto. La regidora destacó el trabajo de Mojácar desde el 2011, año en el que firmó en Granada los acuerdos de colaboración para la incorporación del municipio al sistema integral de los casos de violencia, propuestos por el Ministerio del Interior, convirtiéndose así en una localidad pionera en la creación de la Unidad de Violencia de Género y merecedor del premio Menina en 2016, siendo el primer pueblo en Andalucía en recibirlo.

Cano también destacó la importancia de la prevención y la concienciación, así como de su inclusión en la educación escolar, empezando por las guarderías y por el papel importante de la familia. Los objetivos marcados en esta charla se centraban en fomentar una conciencia activa del papel de las propias mujeres desde un punto de vista personal y grupal.

Alejando Montero Madej, licenciado en Psicología por la Universidad de Granada (UGR), encargado de estas jornadas, orientó la charla en dos bloques diferenciados: una primera parte de coeducación en la que se traspasan valores a los jóvenes sin tener en cuenta el sexo y el papel que juega la cultura en los modelos de comportamiento y un segundo bloque centrado en la violencia de género, sus tipos, en las relaciones de pareja, celos, estrategias de comunicación o apego, entre otros.

Montero resaltó la importancia de las denuncias en caso de malos tratos como medida preventiva contra el aumento de fallecimientos de mujeres por esta causa. «Sin una denuncia no se puede abrir el abanico de la seguridad y la protección», explicó.

Además, también actuaron los jóvenes del grupo de baile 'Última Fusión' de la academia de Natalia López, que incluyeron un baile cuya coreografía, realizada por ellos, era una denuncia y mostraba su rechazo a la violencia de género.

El Ayuntamiento de Mojácar está realizando una intensa labor de concienciación con campañas informativas entre los vecinos así como en las escuelas.