Montoya se debate entre aprobar o no la cesión de la depuradora de Vera a Garrucha

Estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Codeur, en Vera./IDEAL
Estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Codeur, en Vera. / IDEAL

Tras la abstención de la edil del equipo de gobierno veratense, el próximo lunes se volverá a celebrar otro pleno con el mismo expediente

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOVera

El Ayuntamiento de Vera volverá a llevar a Pleno -en una sesión extraordinaria que se celebrará el próximo lunes a las nueve de la mañana- la adopción de acuerdos complementarios con respecto a la autorización definitiva de la UTE FCC Aqualia-Codeur, esta última mercantil dependiente de la administración local veratense al ostentar el 51% de su capital social, para la explotación de los servicios públicos del agua así como la formalización del protocolo general de actuación con el Ayuntamiento de Garrucha sobre la utilización de las instalaciones de la depuradora de Vera.

Un expediente que fue rechazado el pasado lunes tras la abstención de la tercera teniente de alcalde y concejala de Educación, Salud y Consumo, María Montoya Ruiz, que dejó la votación empatada a ocho, los favorables por parte del equipo de gobierno, formado por PA y PSOE, y los contrarios de la oposición, el PP. Si bien, como se exigía una mayoría absoluta, el voto de calidad del alcalde no tenía validez.

Montoya explicó entonces que no tenía suficiente información para decidir sobre algo que consideraba «tan importante» para su municipio.

Así las cosas, tras varios días de reuniones entre la concejala del actual equipo de gobierno, los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Vera y la empresa mixta municipal Codeur, Montoya Ruiz comentó ayer a IDEAL que su nivel de información respecto al expediente había «aumentado».

Si bien, la edil no quiso aclarar si apoyará o volverá a dejar la cuestión sobre la mesa. «Yo lo diré ante el Pleno. Estoy en estudio de la información, después de estos días estoy madurando la decisión», apuntó.

Igualmente, ante los rumores que indicaban a que se trataba de una 'venganza' por no ir en la candidatura del PSOE en las próximas elecciones, Montoya los calificó de «barbaridad» y los desmintió rotundamente.

Un nuevo recurso

Por otro lado, fuentes de Gestagua, una de las empresas participantes en el procedimiento de adjudicación del ciclo integral del agua de Garrucha, a través de su mercantil filial Amedida, trasladaron a IDEAL que están preparando un nuevo recurso ante este proceso, que se sumará a los ya existentes.

Igualmente desde esta empresa quisieron expresar su «sorpresa» y su «solidaridad» con la postura adoptada por Montoya en el anterior pleno.

Para Gestagua se trata de un proceso «atípico y anormal, con un montón de recursos y más que habrá en los próximos días». A su vez, a la empresa le «sorprende las prisas de los ayuntamientos de Garrucha y Vera por adjudicarlos en esta etapa».

Así, no será hasta el próximo lunes cuando se vuelva a vivir un nuevo capítulo que deparará el futuro más inmediato de un procedimiento que se inició hace más de dos años. Si bien, merece la pena recordar que si la empresa adjudicataria, FCC Aqualia-Codeur, no estuviera en condiciones de formalizar el contrato, la adjudicación pasaría a la segunda empresa con mayor puntuación, es decir, Hidralia.