Vera aprueba ejercer su derecho a la compra de la totalidad de Codeur

Vera aprueba ejercer su derecho a la compra de la totalidad de Codeur
  • El Ayuntamiento de Vera celebraba el pasado lunes una sesión plenaria extraordinaria con cuatro puntos en el orden del día que se resumían en dos con clara importancia.

El que ocasionó más debate fue el relativo a la intención del Ayuntamiento de comprar las acciones de la parte privada de la empresa mixta Codeur, una mercantil creada a finales de 2003 para desarrollar las infraestructuras de la costa de Vera, pero cuyo objeto ha ido transformándose con el tiempo y ahora también es la concesionaria de la gestión del ciclo integral del agua en Vera (abastecimiento, saneamiento y depuración).

 

De esta forma, lo que proponía al pleno el equipo de Gobierno era el ejercicio de su derecho de adquisición prioritaria sobre el 49% de la sociedad y conseguir de esta forma el 100% de la empresa, tornándose una empresa totalmente municipal.

Según explicaba el concejal de Hacienda y Economía, Juan de la Cruz Belmonte, esta opción no se había contemplado, pero al tener la parte privada de la empresa una oferta de compra por parte de Professional Water Management y la intención, por lo tanto, de vender, el Ayuntamiento ha querido ejercer en el plazo establecido de 15 días su derecho a la adquisición de forma preferente, con el fin de «controlar totalmente la empresa Codeur y así poder decidir el futuro del agua en Vera, sin tener que compartir los beneficios que genera con ningún ente privado».

La decisión fue aprobada con los votos a favor del equipo de Gobierno y la concejala no adscrita, y ex edil andalucista Vera Navarrete; el PSOE se abstuvo y el PAse opuso, realizando su portavoz, Francisco Vázquez, duras acusaciones a los concejales populares, sugiriendo la existencia de «negocios oscuros», de comidas en Lorca con presuntos socios y concluyendo que «esta moción no se trata de una compra, sino de una venta, porque el PP lo que pretende es vender casi toda la empresa Codeur y si no veremos a la vuelta de unos meses», aseguraba Vázquez, quién también tuvo palabras alusivas a su ex compañera de filas, Vera Navarrete, alegando que dichos negocios podrían tener «alguna influencia en la nueva composición política del pleno municipal».

Ante estas palabras, el portavoz del equipo de Gobierno, José A. Fernández, le dijo a Vázquez que había «metido la pata» lo que le parecía «lamentable» y añadía que «se cree el ladrón que todos son de su condición».

El concejal Juan de la Cruz Belmonte volvía a aclarar que la intención del equipo de Gobierno es que la empresa Codeur la pueda controlar el Ayuntamiento para que sea para el pueblo de Vera el beneficio que reporte y la gestión del bien público que es el agua. El edil remarcaba que, de esta forma, el Ayuntamiento tendrá el control de la empresa que hasta ahora no ha estado controlada por el Consistorio, ya que, por ejemplo, en los estatutos para realizar cualquier acción como la disolución o presentación de cuentas se necesitaba la aprobación de tres cuartas partes del Consejo de Administración, lo que significa que, a pesar de tener el 51% de la empresa, para hacer cualquier cosa importante se necesitaba el beneplácito de la parte privada.

Por su parte, Vázquez argumentaba las ganancias que había tenido Codeur en sus años de existencia y aseguraba que se habían ganado dos millones de euros. Ante esto, Juan de la Cruz Belmonte decía que «por eso lo que queremos es que ese beneficio sea todo para el pueblo de Vera».

El alcalde de Vera, José Carmelo Jorge, finalizaba el debate poniendo de relieve que «siempre hemos querido potenciar la empresa mixta Codeur, nunca hemos tenido nada contra el socio privado, pero ante la posibilidad de que vendan su parte y la oportunidad de comprarla para el bien de Vera, creemos que es la mejor opción y lo haremos en las mejores condiciones».

Codeur nace a finales del año 2003 como una empresa mixta urbanizadora para desarrollar las infraestructuras de la costa de Vera, un total de seis millones de metros cuadrados, que hoy día están ejecutados a un 80%. En diciembre de 2006 se le encomienda también el ciclo integral del agua en el pueblo, y también la construcción de una Estación Depuradora de Aguas y se le da la concesión administrativa del ciclo integral del agua en el municipio. La inicial actividad de Codeur va sufriendo cambios en el tiempo y finalmente se encarga del ciclo integral del agua en toda la localidad.

Vera Navarrete se sienta frente a sus ex compañeros

El inicio del pleno ponía de relieve el cambio que ha experimentado la corporación municipal. Vera Navarrete, concejala que hace unas semanas presentaba su abandono del Partido Andalucista, pasando a ser edil no adscrita ya no se sienta junto a sus ex compañeros de filas, sino justo enfrente. A pesar de que el punto del orden del día en el que se daba cuenta de la nueva opción de Navarrete no obtuvo ningún comentario, las alusiones entre el portavoz del PA, Francisco Vázquez, y la edil se dieron un poco más tarde, al discutir sobre el tema de la compra de Codeur.

Vázquez habló de presuntos «negocios oscuros» y presuntas «comisiones» e «intenciones» relacionadas con el 'cambio' de Vera Navarrete, a lo que ésta contestó que «estoy donde tengo que estar, y me da pena que hayas caído tan bajo, aunque no me extraña porque por esa razón decidí irme del Partido Andalucista. Ahora soy concejala no adscrita a ningún partido político, estoy adscrita a mi conciencia, a mis ideas y al pueblo de Vera. La decisión que tomé fue madurada, responsable». La concejala votaba a favor de la compra de Codeur «porque lo considero beneficioso para Vera y quiero que revierta en el pueblo».