Carboneras aprueba su presupuesto y niega que se suban sueldos a ediles

Carboneras aprueba su presupuesto y niega que se suban sueldos a ediles
  • El consistorio carbonero celebró el pasado martes un pleno municipal en el que se aprobó definitivamente el presupuesto para el ejercicio de 2014, después de resolver y responder las alegaciones presentadas por el Grupo Municipal Socialista, que argumentaba que el ejercicio recogía más dinero destinado a subir los sueldos de los concejales. Los socialistas apuntaron que la partida destinada a sus retribuciones crecerá en más de 16.000 euros con respecto al año pasado y en más de 31.000 euros con respecto a hace dos años.

El concejal de Hacienda, Felipe Cayuela, negó el asunto, asegurando que «no ha habido ninguna subida de sueldo por parte del equipo de gobierno, sino todo lo contrario. Recordó que en el año 2012 los ediles con dedicación exclusiva decidieron no cobrar las pagas extras de diciembre para dar ejemplo y mostrar solidaridad con los funcionarios de toda España. Que en 2013 se tomó como referencia la liquidación de los datos económicos del 2012 y que en 2014 se ha corregido y se ha incluido de nuevo la paga extra de diciembre». El montante del presupuesto asciende a 9.609.007 euros. El alcalde de Carboneras, Salvador Hernández ha destacado que, «una vez aprobado definitivamente el Presupuesto, nos ponemos manos a la obra para acometer inversiones en el pueblo y en las barriadas. Infraestructuras como la Plaza del Llano de Don Antonio; la rotonda del cruce de las palmeras; el bulevar del cementerio o el parque frente al Puerto Pesquero, serán una realidad en los próximos meses. Nuestro objetivo es que los ciudadanos de Carboneras tenga cada día mejores infraestructuras y servicios». Igualmente, con los votos a favor del equipo de Gobierno y los votos en contra del PSOE, se ratificó la resolución de la Alcaldía de fecha 19 de febrero de 2014, relativa al concurso ordinario para cubrir la plaza vacante de Interventor. Por último, el pleno aprobó por unanimidad la moción en defensa del silvestrimo. La corporación municipal suscribió así la siguiente declaración institucional: «El silvestrismo es una práctica legal con una fuerte arraigo social y cultural en Andalucía que merece y debe ser apoyada y fomentada por los poderes públicos andaluces y nacionales, que tienen el deber de impedir su prohibición mediante la puesta en marcha de los mecanismos legales, técnicos y científicos necesarios». Y, a la vez, dar traslado de esta declaración institucional al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.