Huércal-Overa tendrá un centro de acogida de animales junto al antiguo vivero

  • a Asociación Protectora de Animales Nueva Vida presenta el proyecto al Ayuntamiento, y este afirma que lo hará y dará uso a un edificio que está cerrado

La Asociación Protectora de Animales Nueva Vida de Huércal-Overa presentó ayer el proyecto para que la localidad cuente con un centro de acogida de animales.

El Consistorio aseguró ayer, tras la reunión con miembros del colectivo, que se construirá dicho centro en Rambla Grande, en los terrenos municipales junto al antiguo vivero.

En concreto, el proyecto contempla la construcción de varios chelines entre los que habría unos para cachorros y otros de aislamiento para aquellos casos de enfermedad o desparasitación que necesiten no estar en contacto con el resto de los canes. Así mismo en el edificio ya existente en la zona, que se encuentra sin uso, se ubicarán las oficinas y la consulta del veterinario. Se incluye también una zona verde que se plantea sea replantada por colectivos del municipio para que formen también parte de este proyecto, y una pista de entrenamiento y adiestramiento en la que habrá un circuito ‘agility’ con saltos y obstáculos hechos todos ellos con material reciclado.

«Desde el Ayuntamiento vamos a llevar a cabo la construcción de este centro acabando así con una carencia que tenemos en nuestro pueblo y sobre todo dando una solución a esos perros abandonados que tendrían unas buenas condiciones hasta que se le encuentren una familia de adopción», apuntó el alcalde, Domingo Fernández, quien añadió que se realizarán algunas modificaciones en cuanto a la propuesta de la asociación en lo que tiene que ver con la ampliación del número de perreras, entre otros aspectos.