Galasa sube el agua y la guerra está servida

Galasa sube el agua y la guerra está servida
  • Diputación saca adelante un incremento del 32% del recibo que, en algunos casos, se irá al 100%. Los socialistas se oponen. La subida habrá de ser refrendada por los ayuntamientos. ¿Qué pasará?

La empresa pública de Gestión de Aguas del Levante Almeriense (Galasa) aprobó ayer una subida del 32% del precio del agua en las comarcas del Levante y Almanzora. Lo hizo gracias a los votos de la Diputación, con el 53% del accionariado y el apoyo de los pueblos 'populares' y Turre, gobernado por IU (en coalición con el PSOE) y el desacuerdo de los municipios socialistas.

Ese aumento de precio tendrán que refrendarlo los gobiernos municipales de cada uno de los 25 pueblos a los que presta servicio la empresa. El PSOE ya manifestó ayer su postura de no hacerlo considerando que habría otras formas de solventar la situación de la empresa y de no repercutir una mala gestión en los bolsillos de los vecinos. Hablaron, entonces, de las pérdidas de agua en las redes de abastecimiento que suponen para Galasa, 2,5 millones de euros al año, según el informe técnico que hicieron públicos los socialistas.

Ahora habrá que ver qué sucede. De momento lo que parece es que las 'antiguas' guerras políticas a cuenta de Galasa se reavivan. Según fuentes de Diputación, las pérdidas son de las redes de los ayuntamientos y son ellos quienes deben repararlas.

La última actualización de tarifas del agua se realizaron en 2008 cuando el presidente de la Diputación era Juan Carlos Usero.

El agujero de la empresa pública alcanza los 37 millones de euros.