El parque fotovoltaico proyectado por Endesa en Antas recibe declaración de impacto ambiental

El parque fotovoltaico seguirá el modelo de sitio de construcción sostenible, cuyos materiales y elementos de obra se donarán posteriormente a la comunidad local para el uso de diferentes entidades, según ha explicado la compañía en una nota

E. P. Antas

Endesa, a través de su división de renovables Enel Green Power España (EGPE), ha recibido la declaración de impacto ambiental (DIA) para la construcción de 'Andrea', la primera planta solar de la compañía en la provincia. La instalación, en la que Endesa invertirá 106 millones de euros se ubicará en el término municipal de Antas tendrá 250 megavatios (MW) de potencia instalada, lo que permitirá evitar la emisión a la atmósfera de cerca de 16.200 toneladas anuales de dióxido de carbono.

El parque fotovoltaico seguirá el modelo de sitio de construcción sostenible, cuyos materiales y elementos de obra se donarán posteriormente a la comunidad local para el uso de diferentes entidades, según ha explicado la compañía en una nota.

Este es uno de los ejes del convenio firmado entre Endesa y el Ayuntamiento de Antas, que incluye además colaboración en materia de mejora de la empleabilidad y el asesoramiento para «hacer de este municipio almeriense más sostenible».

Este proyecto de la filial renovable de Endesa, Enel Green Power España, está planteado desde la fase de tramitación con medidas medioambientales preventivas que estarán coordinadas con la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la transición Ecológica y el reto Demográfico.

Las medidas preventivas asociadas a la flora pasan por eliminar la vegetación de las especies invasoras, recuperar la cubierta vegetal con especies autóctonas o reimplantación de árboles existentes de gran tamaño. En cuanto a la fauna se realizará una inspección del terreno previa al inicio de obras, y se adecuaran las instalaciones para permitir la libre circulación de las especies, y destinar áreas de reserva.

Además, Endesa con el fin de maximizar el impacto socio-económico que los proyectos tienen en la comunidad prioriza, entre otras acciones, la incorporación de mano de obra local, y contratación de servicios. En este sentido se llevarán a cabo cursos de formación en instalación de paneles fotovoltaicos y de operación y mantenimiento de plantas renovables, con el fin de formar y fomentar la mano de obra local especializada.

La obtención de la DIA es uno de los requisitos fundamentales para poder construir una instalación renovable, Endesa está ahora tramitando la documentación necesaria para poder empezar los trabajos de construcción en el primer semestre de 2024.

Endesa ha señalado su apuesta por Andalucía para el desarrollo de nueva capacidad renovable con el fin de lograr el objetivo de la descarbonización total de su mix energético para 2040. «La rica producción solar a disposición en Andalucía está llevando a la compañía a seguir estudiando nuevas posibilidades por toda la geografía andaluza, pensando siempre en el desarrollo socio-económico que implican los proyectos renovables», han indicado.

La división renovable de Endesa cuenta en Andalucía con 48 centrales hidráulicas, 13 instalaciones eólicas, nueve fotovoltaicas y una de biomasa, que suponen una potencia de 348 megavatios. Con los nuevos proyectos renovables previstos esa capacidad aumentará un 400 por ciento en el territorio.