Los resultados hacen necesarios acuerdos en tres municipios del Levante almeriense

El PP de Huércal-Overa, encabezado por el actual alcalde Domingo Fernández, se ve obligado a negociar un pacto con Cs si quiere mantener la alcaldía./D. S.
El PP de Huércal-Overa, encabezado por el actual alcalde Domingo Fernández, se ve obligado a negociar un pacto con Cs si quiere mantener la alcaldía. / D. S.

Cs será clave en Huércal-Overa a la hora de formar gobierno; el PP ya se ve en la oposición en Turre; y Carboneras es una incógnita

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOLevante

Los vecinos de los 13 municipios que conforman el Levante almeriense han hablado en las urnas. Su decisión es que el PP gobierne con mayoría absoluta en Mojácar, Pulpí, Sorbas y Vera; el PSOE lo haga en las mismas condiciones en Antas, Bédar, Cuevas del Almanzora, Garrucha y Lubrín; y Cs, por primera vez en la historia, gobernará en una localidad de esta comarca, en Los Gallardos. Si bien, tanto en Huércal-Overa como en Carboneras y Turre harán falta pactos para decidir quién dirigirá sus ayuntamientos en esta legislatura.

En este sentido, el PP de Huércal-Overa fue la formación más votada pero se quedó a un concejal de la mayoría absoluta. «No ha sido suficiente para estar más tranquilos hoy», reconoció ayer Domingo Fernández, candidato popular a la reelección y ganador de estas elecciones. Si bien, Fernández aseguró que tienen «la responsabilidad de formar gobierno» por lo que toca «entablar conversaciones» con Ciudadanos, que sacó dos ediles.

Si bien, aunque tanto a nivel nacional como autonómico las relaciones entre ambas formaciones son buenas, en este municipio se da la peculiaridad de la animadversión entre ellas, con denuncias interpuestas o expulsiones de plenos, entre otros episodios. Aunque no todo es negativo para Fernández, ya que, según ha podido saber este periódico, la formación naranja creó en el día de ayer un Comité Nacional de Negociación de Gobierno, que será quien decida en este tipo de asuntos. Igualmente, cabe lamentar que a pesar de las numerosos intentos por contactar con la candidata de Cs, María del Mar Meca, resultó imposible hacerlo.

Por su parte, el PSOE de Francisca Fernández, con siete ediles, no renunciará a la Alcaldía e intentará hacer lo propio con la formación liberal.

En otro de los municipios en los que reina la incertidumbre es en Carboneras, donde el PSOE de José Luis Amérigo ganó las elecciones pero también se quedó a un concejal de la mayoría absoluta. Habrá que ver si Felipe Cayuela, de Carboneras Avanza, y Salvador Hernández, del Gicar, consiguen limar asperezas y, junto con el PP de Salvador Alarcón, formar gobierno. Por lo pronto, el único candidato que se pronunció ayer fue Cayuela. «Es pronto, pero me tendré que reunir con mi equipo para ver qué piensa y analizar la situación. Estamos contentos con el resultado y ahora tenemos que pensar en qué es lo mejor para Carboneras. Siempre pensando en el municipio, y tras hablar con los simpatizantes, no cerramos puertas a hablar con nadie», aseguró.

En cuanto a Turre, todo hace indicar que se reeditará el pacto de la anterior legislatura y PSOE y Turre Para la Gente formarán gobierno. «Ganamos unas nuevas elecciones, pero el pacto de perdedores no nos dejará gobernar. Desde la oposición seguiremos haciendo un trabajo responsable para los vecinos», trasladó ayer el PP de Turre en sus redes sociales.

Por su parte, la candidata socialista María Isabel López Alías comentó que «el pueblo ha preferido que la mayoría esté en la izquierda. Intentaremos formar gobierno ya que es nuestra obligación y queremos que el pueblo tenga una estabilidad». En esta línea, el candidato de Turre Para la Gente, Martín Morales, reconoció que tendrán que entablar conversaciones para «intentar fraguar un acuerdo más sólido» que el de la anterior legislatura ya que tienen «ganas» de llevar a cabo «los proyectos que se nos quedaron en el tintero».

Primer alcalde naranja

Por otro lado, Francisco Miguel Reyes será el primer alcalde de Cs en el Levante almeriense, en el municipio de Los Gallardos, al obtener la mayoría absoluta. «No me ha parado el teléfono», reconoció Reyes Martín a este periódico. «No sé explicarlo con palabras, siento mucha satisfacción y quiero transmitir todo el agradecimiento al pueblo. Estoy en deuda con los vecinos, tenemos muchas ganas de trabajar y con mucha ilusión porque Los Gallardos se merecía un equipo renovado».

En cuanto a Antas, el socialista Pedro Ridao gobernará el municipio al conseguir una mayoría absoluta que ha mandado al PP a la oposición tras 12 años al frente del consistorio. «Estamos muy contentos. A partir de ahora vamos a trabajar muchísimo y con muchas ganas para cambiar la dinámica del pueblo, que estaba estancado», aseguró a IDEAL el próximo alcalde de Antas.

Mayorías muy absolutas

Los resultados en Vera y en Cuevas del Almanzora no dejan lugar a dudas. En el primero de ellos el PP consiguió el mayor número de concejales de la historia del ayuntamiento, nada más y nada menos que doce, y en el segundo el Partido Socialista llegó hasta los once ediles.

El próximo alcalde de Vera, José Carmelo Jorge, comentó que se van a dedicar a sus vecinos para «cumplir con lo que hemos dicho. Estamos muy comprometidos con nuestro municipio para arreglarlo todo, empezando desde lo más básico y dándole un lavado de imagen a Vera».

En la misma línea, Antonio Fernández Liria, que continuará como alcalde de Cuevas otro cuatro años más, mostró su satisfacción por los resultado. «Estamos muy contentos por el respaldo que nos han dado los vecinos. Hemos ganado en mesas donde nunca lo habíamos hecho y somos conscientes de la responsabilidad que adquirimos y ahora más que nunca vamos a seguir trabajando desde la cercanía para conseguir los proyectos necesarios para Cuevas», trasladó el socialista.