Complejo hotelero en el que se detectó el brote en Mojácar. / IDEAL

Salud cree que el brote de norovirus de Mojácar ya está «controlado» y suma solo seis casos más

Los síntomas que presentan los afectados son náuseas, diarrea y vómitos y ninguno de ellos ha precisado ingreso hospitalario

EUROPA PRESS / D. SERRANO Mojácar

El Servicio de Salud Pública de la Junta de Andalucía ha confirmado seis nuevos casos del brote de infección gastrointestinal localizado en un establecimiento hotelero de Mojácar, en el Levante almeriense, que afecta desde el miércoles a 115 personas .

Fuentes sanitarias han confirmado que todos los afectados tienen sintomatología leve y una duración limitada a 24-48 horas. Asimismo han señalado que «muchos de ellos ya se han recuperado».

Desde la Delegación Territorial de Salud en Almería han señalado igualmente que «todo apunta a que el brote está controlado» y la tendencia empieza a ser de «estabilización» tras sumar solo seis casos desde la jornada anterior tras el aumento explosivo de las primeras jornadas.

Este viernes el Servicio Andaluz de Salud (SAS) confirmaba que un norovirus está detras del brote de infección gastrointestinal. Los síntomas que presentan los afectados son náuseas, diarrea y vómitos.

Según trasladó el delegado territorial de Salud en funciones, Juan de la Cruz Belmonte, el brote se detectó el miércoles en personas relacionadas con el establecimiento hotelero de Mojácar con síntomas «menores» y de «carácter leve», por lo que, a la espera de ver cómo evoluciona, señaló que «ninguno» de los enfermos había precisado hasta la fecha ingreso en el Hospital Comarcal La Inmaculada, en Huércal-Overa.

La actuación del Servicio de Salud Pública se inició tras el aviso de los profesionales sanitarios del centro de salud de Mojácar, quienes se alertaron por la afluencia de personas que referían molestias estomacales, así como vómitos y diarrea.

Se desplazaron hasta el establecimiento hotelero un epidemiólogo y un veterinario para investigar, localizar y aislar el origen del brote, tomar muestras y establecer las medidas profilácticas que han incluido la «desinfección» de todas las zonas comunes del establecimiento hotelero.