Martín junto con el alcalde de Vera y concejales.

La Subdelegación anuncia dos espigones y aportación de arena para regenerar la playa nudista

«Es una actuación, muy ambiciosa y que logrará la regeneración de la playa de Vera en un corto espacio de tiempo», dijo José María Martín

E. P.

El subdelegado del Gobierno de España en Almería, José María Martín, ha visitado este miércoles la playa de Vera-Natsun, que el pasado fin de semana se vio afectada por un temporal de levante. La zona ya fue visitada por los técnicos de Costas, que consideraron que la pérdida de arena ha sido, esta vez, escasamente significativa, si bien el temporal causó también algunos desperfectos materiales que han sido subsanados.

Martín Fernández ha recorrido la zona acompañado por el alcalde de Vera, José Carmelo Jorge y por concejales del equipo de gobierno y de la oposición, además de por técnicos municipales. Sobre el terreno, el subdelegado ha informado de que, en pocos meses, una vez finalizado el estudio de impacto ambiental y tras modificarse el proyecto de acuerdo a las alegaciones aceptadas y con los informes de los organismos consultados, se podrán sacar a contratación las obras previstas: dos espigones, uno de 260 metros de longitud junto al puerto de Garrucha y otro de 40 metros en Vera, a la altura de la avenida de Castellón, en la zona de Vera-Natsun.

La segunda fase del proyecto de recuperación ambiental de las playas situadas entre el puerto de Garrucha y el delta del río Almanzora contempla, además, una aportación de 60.000 metros cúbicos de arena.

«Es una actuación, muy ambiciosa y que logrará la regeneración de la playa de Vera en un corto espacio de tiempo que supondrá una inversión de 3,6 millones de euros y que pone de manifiesto el compromiso del Gobierno de España con nuestra provincia», ha dicho Martín.

Costas ha realizado, además, dos grandes aportaciones de arena en esta playa en los últimos meses: en noviembre de 2021, se realizó el vertido de 14.000 metros cúbicos y el pasado mes de mayo, se hizo otra aportación de arena, con 25.000 metros cúbicos más. Esta última formó parte de las obras de emergencia que la Secretaría de Estado de Medio Ambiente aprobó para paliar los daños causados por los temporales que tuvieron lugar entre finales de marzo y principios de abril.

Esas aportaciones se unen a las realizadas en los últimos años, en los que se han vertido más de 65.000 metros cúbicos de arena para evitar la regresión de la playa en la zona nudista.