Borrar
Trabajadores de limpieza viaria y de jardinería de Vera exigen una subida de sueldo, congelado desde 2018

Trabajadores de limpieza viaria y de jardinería de Vera exigen una subida de sueldo, congelado desde 2018

«La plantilla formada por más de 40 profesionales tiene una pérdida retributiva de un 15,3% de su salario, prácticamente de 200 euros mensuales», defienden desde CSIF

Marcos Tárraga

Vera

Viernes, 5 de julio 2024, 16:52

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los trabajadores y trabajadoras de Raga, empresa concesionaria del servicio de limpieza viaria, de playas y espacios públicos y de jardinería del Ayuntamiento de Vera se han concentrado esta mañana en la puerta del Ayuntamiento, convocados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, para reclamar la actualización de su salario, congelado desde el año 2018, así como otras mejoras laborales.

La movilización ha congregado a casi la totalidad de la plantilla para denunciar la pérdida retributiva de un 15,3% que está sufriendo la plantilla, conformada por 40 profesionales, lo que supone una merma de poder adquisitivo de unos 200 euros de media al mes por trabajador.

Según explica el sindicato, la concesión del servicio del consistorio veratense, prestado hasta hace unos meses por Urbaser, pasó a Raga a principios de 2024, con un convenio caducado, denunciado y sin las tablas salariales actualizadas. Es por ello que, desde CSIF, se ha puesto en marcha la negociación para la adecuación de dicho pacto laboral con la empresa. Sin embargo, hay una serie de errores en el pliego de condiciones de la concesión administrativa que están obstaculizando esta negociación.

A juicio de la central sindical, por un lado, la empresa se muestra reticente a acometer las propuestas de mejora realizadas por la parte social y tampoco presenta alternativas que puedan servir de punto de partida para alcanzar un acuerdo que beneficie a ambas partes.

Por su parte, CSIF ha solicitado la intervención del Ayuntamiento de Vera en este conflicto laboral como garante último de los derechos de la plantilla, para que contribuya a reparar las irregularidades que puede llevar consigo la interpretación del pliego y que afectan a la plantilla de empleados y empleadas de Raga y que no está adecuado a la realidad laboral del colectivo.

Para el sindicato, la dejadez y desidia de la parte empresarial, así como del consistorio, está haciendo que esta situación se prolongue en el tiempo sin ofrecer una solución real, ponderada y coherente a unos trabajadores y trabajadoras que llevan manteniendo el mismo sueldo desde hace más de seis años, sin las correspondientes adecuaciones y con la pérdida retributiva y de derechos que ello conlleva. En resumen, CSIF exige una negociación dinámica y rápida que implique un reajuste real de las condiciones salariales y laborales de la plantilla de Raga y que cuente con la colaboración y predisposición también del Ayuntamiento veratense.

Según el alcalde de Vera, Alfonso García, desde el equipo de gobierno entienden «que los trabajadores defiendan sus intereses», pero recuerda que «culpar al Ayuntamiento no tiene ningún sentido porque no es quien tiene que negociar ningún convenio con los trabajadores de una empresa privada». «El Ayuntamiento ha externalizado los servicios de limpieza y jardinería, ha sido adjudicataria con unas condiciones que consideraban admisibles y la negociación colectiva es con la emprea», indican fuentes municipales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios