Borrar
Vera actualiza el IBI y el agua «para hacer frente a la inflación y mantener unos servicios de calidad»

Vera actualiza el IBI y el agua «para hacer frente a la inflación y mantener unos servicios de calidad»

«Se hace necesario actualizar los ingresos públicos para que financien el coste de los servicios de calidad que merecen los veratenses, que no pueden incurrir en déficit», ha indicado la portavoz del grupo popular, Carolina Pérez

Marcos Tárraga

Vera

Viernes, 22 de marzo 2024, 11:37

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Después de ocho años sin subidas de impuestos en Vera, y tras haber bajado en 2021 el tipo de gravamen del IBI de un 0,59 a un 0,57%, con el objetivo de paliar la complicada situación económica que la pandemia originó, y ofrecer a través de esta medida un pequeño desahogo a las familias veratenses, el Ayuntamiento de la localidad se ha visto obligado a tener que incrementar el IBI para hacer frente a la situación económica actual. Del mismo modo se ha tenido que actualizar la tarifa del agua, que llevaba 15 años sin revisarse, para mantener la viabilidad económica de la concesión.

El Pleno de Vera ha acordado este viernes actualizar la ordenanza fiscal que regula el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para hacer frente a la inflación y poder cubrir y mejorar los servicios básicos que presta el Ayuntamiento. Un ajuste en los ingresos a las arcas municipales a través de una subida del IBI, que pasa del 0,57 a un 0,65%, lo que supone un aumento de un 15% en las tarifas, que se traduce en un incremento de unos 43€ anuales para una vivienda de tipo medio. Según los datos actuales del padrón la recaudación municipal y por tanto los ingresos del consistorio incrementarán en torno a 1,3 millones aplicando el ajuste.

Hay que recordar que el Equipo de Gobierno Popular llevó a cabo durante la pandemia diversas rebajas impositivas incluidas en un plan de recuperación económica que contemplaba entre otras medidas la supresión de tasas de veladores, supresión del ICIO o la bonificación del IBI y del IAE a aquellos negocios que habían estado cerrados. En este sentido y según ha trasmitido la portavoz del grupo Popular, Carolina Pérez, «la situación en aquel momento era de una incertidumbre total y absoluta y el Ayuntamiento fue el primero en responder ante la situación tan catastrófica que estábamos viviendo, por eso ahora con un escenario totalmente diferente, este Equipo de Gobierno, al igual que en aquel momento fue responsable y entendía el momento por el que atravesábamos, ahora también lo es, actualizando los ingresos públicos para que financien el coste de los servicios de calidad que merecen los veratenses, que no pueden incurrir en déficit».

Por su parte, el concejal de Hacienda, Alfonso Pérez Redondo, ha detallado que «a la vista del incremento de los costes de los servicios públicos así como el aumento de la calidad y cantidad de los servicios que presta el Ayuntamiento de Vera a la ciudadanía, es necesario aumentar los fondos líquidos de tesorería». De esta manera, actuaciones como la nueva biblioteca pública municipal, la puesta en valor del edificio de los antiguos juzgados como Centro Cívico, así como otras actuaciones que se van a realizar dentro del Plan de Sostenibilidad Turística en Destinos y aquellas que ya se han realizado como son los nuevos parques y zona de esparcimiento, conllevan un mantenimiento nuevo, que actualmente no está contemplado en los presupuestos y necesitan nueva financiación. Además, el hecho de haber superado ya los 20.000 habitantes, va a conllevar inminentemente que el Ayuntamiento tenga que financiar nuevos servicios, como son los relativos a los Servicios sociales, que en la actualidad están infra financiados y que precisarán de una mayor dotación de personal.

El alcalde de Vera, Alfonso García ha indicado que «este ajuste se lleva a cabo pensando en lo mejor para el buen funcionamiento del Ayuntamiento y, por tanto, en lo mejor para los veratenses. Queremos trabajar por una Vera con un crecimiento ordenado, sostenible y, sobre todo, con servicios de calidad». El primer edil veratense ha reiterado que «esta subida del IBI basada principalmente en dos grandes causas, por un lado, la preparación del municipio para su crecimiento y una oferta de servicios de calidad, y el encarecimiento del coste de la vida, por otro, está más que justificada, argumentada y, toda persona sensata entenderá que, para poder hacer frente al incremento del coste de vida y para preparar a nuestro municipio para un futuro crecimiento, para seguir siendo referentes en toda la Comarca, para que los veratenses puedan vivir en un municipio con servicios de calidad, para crear oportunidades en Vera, la subida del IBI es necesaria y está más que justificada».

Actualización de tarifas del agua

Las tarifas de la empresa mixta Codeur, encargada de gestionar el ciclo integral del agua en el municipio de Vera, llevan 15 años sin revisarse, no habiéndose actualizado desde 2010. Así, el Ayuntamiento ha contenido la revisión de tarifas estos últimos años, «un compromiso del Partido Popular  con los veratenses, para no repercutir las enormes subidas del precio de compra del agua desalada proveniente de la desaladora de Carboneras, una de las principales fuentes de abastecimiento de Vera, derivadas de la subida del precio de la luz originado por la mala gestión energética del PSOE», según ha indicado el concejal de Hacienda, Alfonso Pérez Redondo.

Así, desde el consistorio veratense se ha esperado a una estabilización de los costes energéticos y de las «desorbitadas» fluctuaciones que ha ido haciendo la empresa pública estatal Acuamed desde 2021 en el precio de compra del agua desalada procedente de Carboneras, que ha llegado a triplicar su precio, pasando de unos 0,60 euros de media el metro cúbico a 1,80 euros. Pero una vez estables ambas variables es necesario actualizar la tasa de abastecimiento para que asuman los costes actuales del servicio y que Codeur deje de incurrir en déficit, y se pueda asegurar la estabilidad de la concesión.

Según ha explicado el alcalde de la localidad, Alfonso García, «este incremento en el precio del agua desalada que adquiere el municipio de Vera a través de la empresa mixta Codeur, encargada de gestionar el ciclo integral del agua en el municipio hará que los veratenses tengamos un agua algo más cara». 

En este sentido, la actualización de tarifas supondrá un encarecimiento del 35% de media, lo que se verá reflejado en un incremento de un recibo medio bimensual en unos 8 euros.

EL PSOE, por su parte, ha rechazado las subidas porque las considera un «sartenazo» que va «directamente al bolsillo de los contribuyentes».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios