Vera instala mil metros más de pasarelas de hormigón

Bañistas accediendo al mar a través de las pasarelas de hormigón. /A. V.
Bañistas accediendo al mar a través de las pasarelas de hormigón. / A. V.

Al igual que en los tres años anteriores, en este 2019 se están llevando a cabo actuaciones para colocar estos modernos y prácticos accesos al mar

DANIEL SERRANOVERA

Con la temporada estival a la vuelta de la esquina, el Ayuntamiento de Vera está preparando sus playas para que luzcan en todo sus esplendor. Así, está realizando unos trabajos para la instalación de 983 metros lineales de pasarelas de hormigón, que se sumarán a las actuaciones llevadas a cabo durante los tres años anteriores, por lo que sumarán más de tres kilómetros de estos modernos y prácticos accesos hasta la orilla del mar.

Ubicado en el Levante almeriense, Vera es un municipio cuya principal actividad económica es el turismo de playa, sobre todo en los meses de verano y en Semana Santa, contando con unos cinco kilómetros de costa, cuya característica principal es que en su totalidad se trata de una playa de arena fina, con una anchura media de unos 200 metros. Esta particularidad hace que haya que caminar una distancia larga sobre arena para llegar hasta el mar.

Así las cosas, para dar un mejor servicio a estas playas, y que la accesibilidad sea total, segura y sin peligro de accidentes, el Ayuntamiento veratense ha decidido continuar cambiando las pasarelas de madera por hormigón, de similar características a las ya existentes, con el fin de que sea un material más duradero y seguro, a la vez que menos costoso en su mantenimiento.

Por ello se ha procedido a la instalación de casi 1.000 metros lineales de pasarelas de hormigón imitación madera. Este tipo de pasarela se instala permanentemente los 12 meses del año, lo que ahorra el montaje y desmontaje que anualmente debe realizar la administración local. Este material, además de duradero y resistente al paso de personas y vehículos, es más seguro para los viandantes y usuarios, sobre todo pensando en las personas con movilidad reducida, cumpliendo completamente con las características que marca la normativa al respecto.

La concejala de Playas y Servicios Públicos, Francisca García, ha defendido esta actuación argumentando que «las pasarelas de madera se colocan a principio de temporada y al finalizar se retiran. Al tratarse de madera, estas pasarelas sufren más que otros materiales las inclemencias del tiempo, lo que hace que cada vez que se colocan haya que reparar entre un 40 y un 50 % de los elementos».

Por su parte, el alcalde de Vera, Félix López, comentó que «las características de nuestras playas y su climatología, permiten el uso y disfrute de las mismas durante todo el año, lo que hace necesario disponer de las instalaciones, equipamiento y mobiliario municipal de playa con carácter permanente y que a la vez facilite la integración en nuestra sociedad a las personas con discapacidad, además de favorecer la dinamización, la diversificación y el incremento de la oferta turística del municipio favoreciendo la desestacionalización».

Igualmente el regidor reconoció que «somos conscientes que el turismo es el motor económico de la localidad y por eso este equipo de gobierno trabaja para conseguir un equilibrio entre la actividad turística y la sociedad local».