Pasarelas de hormigón con imitación a madera instaladas en las playas de Vera. / Ayuntamiento de vera

Vera instala pasarelas de hormigón en las playas para mantenerlas durante todo el año

Se han colocado 4.401 metros de pasarelas con imitación a madera y se han mejorado los accesos por casi 800.000 euros

M. R. S.

El Ayuntamiento de Vera recepcionó los trabajos de instalación de las nuevas pasarelas de hormigón, con las que a partir de ahora contarán todos los accesos a las playas veratenses. Así, el ayuntamiento de Vera ha mejorado los accesos a sus playas mediante la instalación de 4.401 metros lineales de pasarelas de hormigón desmontable e imitación madera, repartidos en varios pasillos con accesos a módulos de servicios y a la zona de baño, favoreciendo la accesibilidad en los puntos accesibles habilitados a lo largo de la costa, que se suman a los más de 3.000 metros de estos modernos y prácticos accesos para los bañistas con los que ya contaban las playas, sumando así más de 7 kilómetros de pasarelas de hormigón. Según el responsable de Playas del Ayuntamiento de Vera, Pedro Salas, «esta actuación completa nuestro proyecto de sustitución de todas las pasarelas de madera de la costa veratense para mejorar la accesibilidad a nuestras playas y mejorar de esta manera el acceso a turistas y visitantes».

Además, el proyecto de mejora de los accesos ha incluido la sustitución de bases de duchas y la instalación de bancos en los puntos accesibles, la colocación de islas ecológicas y puntos limpios, nuevo material para las zonas accesibles como flexipasarelas y muletas de baño, etc.

Esta actuaciones se suman a las mejoras en la dotación de infraestructuras llevadas a cabo para la temporada de baño por el consistorio veratense, que han consistido en la instalación de un nuevo módulo de servicios en la Playa de Puerto Rey, así como las instalación de tres casetas almacén para atender las necesidades de los servicios se salvamento y baño accesible, además de la sustitución de 14 duchas y lavapiés por otros nuevos y más modernos, y la adecuación y acondicionamiento de todas las plataformas de duchas y lavapiés y de los accesos a los módulos de servicios.

Adicionalmente se han instalado en las playas de Cala Marqués y Puerto Rey pequeños tramos de cercado de madera integrados en el paisaje para intentar evitar a toda costa el acceso de vehículos no autorizados a las playas.