Vera invierte más de 200.000 euros para acabar con las inundaciones

Operarios trabajando en la instalación de los tanques de tormentas, frente al bar la Brasa./A. V.
Operarios trabajando en la instalación de los tanques de tormentas, frente al bar la Brasa. / A. V.

La administración local está ejecutando obras en la zona naturista de Vera Playa y en la entrada este del municipio

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOVera

El Ayuntamiento de Vera informó recientemente del comienzo de las obras para la evacuación de las pluviales en la zona Natsun, de Vera Playa, y la mejora en el acceso este de Vera, concretamente donde se ubican el bar la Brasa y la sede de Galasa.

En la zona de Vera Playa, los trabajos cuentan con una inversión cercana a loas 113.00 euros y según el concejal de Hacienda veratense, Alberto Clemente, «van a solucionar los continuos problemas de inundaciones que sufre el área en épocas de lluvias torrenciales, especialmente entre los meses de septiembre a noviembre».

Y es que, según trasladó el Consistorio veratense, la poca pendiente de las calles, y la falta de red de pluviales, a lo que se suma la fuerza del agua con lodo que es arrastrado procedente de la zona de Pueblo Salinas, y que a través de la Avenida de El Salar inunda esta zona, hacen que cuando las precipitaciones son medianamente fuertes se inunden viviendas, sótanos, y las calles sean intransitables por el volumen de agua acumulado y el barro que se forma en aceras y calzadas.

La empresa mixta municipal Codeur, que será la encargada de ejecutar los trabajos, dispone de un plazo máximo de tres meses para llevarlos a cabo.

Igualmente, también se ha puesto en marcha una doble intervención con una inversión cercana a los 100.000 euros en el acceso este de Vera, donde se ubican el bar la Brasa y Galasa, ya que esta zona sufre graves inundaciones cada vez que llueve que hacen que sea intransitable la entrada y salida deviviendas y establecimientos, además de ocasionar graves daños por la entrada del agua.

Así, con el objetivo de disminuir la acción del agua, se van a mejorar las salidas existentes con limpieza y marcaje de cunetas, el asfaltado de la zona de la rotonda y la instalación de dos depósitos de tormentas de 400.000 litros de capacidad, que almacenarán el agua de lluvia pudiéndose reutilizar para riego o baldeo, entre otras funciones, según las necesidades del Consistorio.

El alcalde de Vera, Félix López, comentó que «esta situación se repite cada año entre 3 y 4 veces, lo que obliga al Ayuntamiento a las labores de limpieza, reparación de firmes y, en definitiva, la restitución del estado original de las vías públicas, además del daño que se ocasiona a propiedades privadas y el perjuicio a las personas que habitan estas zonas».

Según apuntó el regidor, cada vez que el Ayuntamiento interviene después de cada lluvia torrencial, «el coste es muy elevado». Es por ello por lo que López reiteró «el compromiso del actual equipo de gobierno por dar una solución definitiva, por lo que hemos destinado una importante partida presupuestaria para eliminar este problema que anualmente afecta a una gran cantidad de vecinos y que ocasiona grandes gastos a las arcas municipales».