La Guardia Civil sorprende 'in fraganti' a un 'murciglero' especializado en robos en viviendas unifamiliares

La Guardia Civil sorprende 'in fraganti' a un 'murciglero' especializado en robos en viviendas unifamiliares
Ideal

Los delitos eran cometidos a cualquier hora del día y de la noche, en viviendas tanto habitadas como vacacionales, centrando su objetivo en los objetos tecnológicos

R.I.Vera

Gracias a la investigación llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil de Almería, H.E.M. de 30 años de edad ha sido detenido como presunto autor de al menos cinco delitos de robo con fuerza, daños y hurtos en viviendas unifamiliares ubicadas en el litoral de la localidad de Vera.

La investigación se inició tras la denuncia por parte de las víctimas de varios robos. En ocasiones los propietarios se encontraban en el interior de la vivienda. El detenido se había especializado en este tipo de viviendas y centraba su foco de actuación en la zona naturista de la playa de Vera.

A partir de ese momento, los agentes de la Guardia Civil, iniciaron un estudio pormenorizado de los hechos denunciados, realizándose vigilancias en las zonas para recabar datos sobre el individuo o individuos, que pudieran estar detrás de la autoría de estos hechos. Durante el desarrollo de esta investigación, el presunto autor fue sorprendido «in fraganti» cuando perpetraba uno de los robos con fuerza.

Para cometer los robos realizaba previamente un estudio a pie de la zona, con la finalidad de conocer las medidas de seguridad de las viviendas, y evitar así ser identificado en sus desplazamientos.

Seleccionado su objetivo, utilizaba la fuerza para acceder a las viviendas, causando cuantiosos daños en las rejas, ventanas y puertas de los balcones o terrazas e incluso en las fachadas, con tal virulencia que pudo ser ubicado en varios robos por la sangre dispersa de las heridas que se producía al cometer los robos, además de otros indicios recogidos en las viviendas.

El objetivo principal de los robos era apoderarse de toda clase de objetos y accesorios tecnológicos de primeras marcas: televisores, tablets, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, cámaras fotográficas, y también joyas de gran valor y dinero en efectivo.

Una vez se hacía con el botín, lo camuflaba en bolsas de deporte o maletas trolley y era receptado de forma inmediata por terceras personas, con lo que la cadena de los objetos robados se «enfriaba», y con ello evitaba una mayor probabilidad de ser identificado en sus desplazamientos.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto al detenido, han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Vera (Almería) que ha decretado prisión provisional.