Carboneras convoca 'in extremis' el pleno de investidura para hoy a las ocho por no tener secretario local

Hernández y Cayuela en una imagen de archivo de cuando compartían partido y gobierno./J. S.
Hernández y Cayuela en una imagen de archivo de cuando compartían partido y gobierno. / J. S.

La Junta tuvo que autorizar a lo largo del día de ayer una nominación extraordinaria para que la constitución del pleno local pudiera celebrarse en tiempo y forma

M. C.Almería

Carboneras elegirá esta tarde, cuatro horas antes de que se clausuren sus fiestas, quién de los trece concejales verá los fuegos artificiales como alcalde con todas las de la ley. Pero lo hará gracias a que 'in extremis' tanto el Consistorio como la Junta de Andalucía se apresuraron para dotar al municipio de un secretario local del que carecían. «La Junta ha tenido que autorizar un nombramiento extraordinario», indicaban fuentes cercanas al caso. Sin él, era imposible convocar y notificar la citación a los regidores para la constitución del pleno y la elección de nuevo alcalde. Y por Ley esta asamblea debe celebrarse el vigésimo día después de la cita con las urnas.

El entuerto lo reconocían fuentes municipales ayer por la mañana, después de que el PSOE -el partido más votado en las urnas- pusiera el grito en el cielo. «Es inaudito y de una enorme irresponsabilidad», reprochaba el aspirante socialista a la regiduría carbonera, José Luis Amérigo. «Llevamos mucho tiempo advirtiendo de la situación de inoperancia que se viene produciendo en el Ayuntamiento de Carboneras y esta es la gota que ha colmado el vaso».

El Gobierno autonómico autorizaba de forma urgente el nombramiento de un secretario accidental que pudiera 'tutelar' la convocatoria del pleno de investidura. Y de este modo, ya por la tarde, el actual alcalde en funciones, Felipe Cayuela, citaba a sus doce compañeros de corporación a la hora convenida: las 20 horas. El pleno no sólo será crucial por su contenido, sino que casi con total seguridad, será el último de cuantos se organizan en Almería y tendrá lugar a escasos metros de donde se celebra la mayor parte de actos festivos patronales en torno a San Antonio.

No está claro quién va a recibir el bastón de mando: si lo mantendrá Cayuela o, por contra, lo obtendrán Salvador Hernández (Gicar, excompañero de partido de Cayuela) o José Luis Amérigo. El último, el más votado, logró seis escaños para su lista, uno menos que el de la mayoría absoluta. Sin embargo, las otras tres formaciones presentes en el plenario (Carboneras Avanza, con cuatro escaños; Gicar, con dos; y PP, con uno) no han alcanzado aún el acuerdo que persiguen desde el día después de que se celebraran los comicios. La razón es que tanto Hernández como Cayuela aspiran a ser ellos quienes ostenten la máxima responsabilidad municipal. Y ninguno cede en estas pretensiones.

Cabe recordar que, por Ley, si ningún candidato logra la mayoría absoluta de los apoyos del plenario, automáticamente es investido alcalde el cabeza de lista de la candidatura más votada en las urnas por los electores. Eso daría automáticamente la Alcaldía -en minoría- a José Luis Amérigo. Desde 2011, dos pactos bipartitos de Gicar y PP gobiernan Carboneras dejando al PSOE, partido más votado, fuera del equipo de dirección local.

Más información