Manifestación el sábado 14 de diciembre a las puertas de la central Litoral. / María Rodríguez

Endesa oficializa su decisión de cerrar la Térmica de Carboneras

La eléctrica ha trasladado hoy al Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España su decisión irrevocable de echar el cierre a la producción energética basada en la combustión de carbón

MIGUEL CÁRCELES Almería

Endesa ya ha tomado la decisión irrevocable de echar el cierre a las dos últimas centrales térmicas del país, la de Carboneras y la de As Pontes. Hasta el punto de que hoy lo ha comunicado de forma oficial al Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) del Gobierno de España, regulador del sistema energético nacional.

Ha sido el propio Gobierno el que ha dado a conocer la decisión de la comercializadora y productora Endesa en un comunicado en el que ha advertido de que velará «activamente» por «asegurar el empleo y garantizar la generación de actividad económica» en las zonas donde se ubican las centrales térmicas afectadas, una de ellas, la carbonera, en Almería.

«El Ministerio respeta la decisión empresarial de la compañía titular de ambas unidades de producción, que ha solicitado su cierre hoy, viernes 27 de diciembre, pero recuerda los compromisos de la empresa con los trabajadores de las plantas y con la inversión», reivindicaba el Ejecutivo. No solo en Carboneras (Almería), donde se ubica la central de Litoral de Almería, sino también con la comarca del Eume (A Coruña), donde está la central de As Pontes de García Rodríguez.

En el caso de la planta coruñesa, el Transición Ecológica confía en el resultado positivo de las pruebas que permitirán mantener activos dos grupos de la planta con co-combustión de biomasa. Desde el pasado mes de abril, el Gobierno trabaja junto a las autoridades locales y autonómicas correspondientes para coordinar la acción institucional en estos dos territorios, de acuerdo con las competencias de cada administración.

Sin embargo no hay plan alternativo -de momento- para Carboneras, una central de la que dependen unos 300 trabajadores entre puestos de empleo directos e indirectos. Endesa era la principal industria del municipio. Los sindicatos vienen reclamando al Gobierno un plan de cierre ordenado que permita el relevo en la actividad económica y empresarial en la zona.