Borrar
El entorno del Ayuntamiento de Mojácar. Juan Sánchez
«En estas municipales el voto está a 250 euros»

Presunta compra de votos en Mojácar

«En estas municipales el voto está a 250 euros»

Los vecinos de Mojácar apenas se alteran y aseguran que es una práctica «común desde hace años». En el Ayuntamiento el mutismo es total. La sede del PSOE permanece cerrada

Juan Sánchez

Miércoles, 24 de mayo 2023

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Amaneció este miércoles Mojácar con agentes de la Unidad Centro Operativa (UCO) de la Policía Judicial de la Guardia Civil practicando detenciones por la compra de votos por correo y ni los propios mojaqueros se alteraron. Y es que, era algo que «se veía venir» entre los lugareños, si bien es ajeno a los turistas y extranjeros que al mediodía frecuentaban las terrazas de los diferentes establecimientos hosteleros aprovechando el buen estar que propiciaba el 'sol colado' que reinaba en el blanco municipio costero.

Entre los foráneos reinaba el mismo mutismo que en el Ayuntamiento, donde su alcaldesa, Rosa María Cano (PP), había dado orden expresa de no atender a la prensa y remitir a los periodistas a lo que su partido dijera a nivel nacional, como si la cosa no fuera con su pueblo. Un silencio el reinante durante toda la jornada en el Consistorio que con el paso de las horas contrastaba con las ganas de hablar de los comerciantes. Porque esto no es algo nuevo, se viene produciendo desde hace un cuarto de siglo cada vez que hay que elegir nuevo alcalde.

Paco, el vendedor de la ONCE que lleva toda su vida trabajando en la localidad, ayer se mostraba de los más locuaz en las inmediaciones de la plaza del mirador. «He salido de mi casa con lo de Melilla en la televisión [en alusión al caso de la compra de votos en la ciudad autónoma], cuando he empezado a vender en la zona de la playa me he enterado de que habían detenido a cuatro vecinos de Mojácar por algo similar y cuando he llegado al pueblo ya eran siete» los arrestados.

Al parecer, esta práctica ilegal era bien conocida y corre como la pólvora por las calles cuando hay comicios locales. «Nadie dice que le han pagado porque eso es justificar la comisión de un delito, pero más de uno se tiene que morder la lengua». Y añade:«le han dado el cumpleaños a Manuel Zamora», el candidato del PSOE, que vio como los números 2 y 5 de su candidatura estaban entre los detenidos por la UCOde la Guardia Civil.

Lo más llamativo es que en Mojácar son muchos los que veían venir esto y, claro, tanto va el cántaro a la fuente que al final… «Esto no es nuevo. Y va al mejor postor. En estas municipales a 250 euros el voto o favores laborales con contratos municipales». Quien lo dice, un comerciante de una tienda de souvenirs, que no se quiso identificar por temor a represalias, pero sabe de lo que habla porque hace dos legislaturas fue presidente de una mesa electoral y «lo del voto por correo era desproporcionado». Claro que en aquella ocasión los votos iban del lado del Partido Popular en unos sobres en los que la caligrafía era en casi todos la misma. «No es normal que para las elecciones nacionales el voto por correo sea del 1 por ciento y para las municipales llega al 12%».

La sede del PSOE de Mojácar, cerrada este miércoles.
La sede del PSOE de Mojácar, cerrada este miércoles. Juan Sánchez

Pero su análisis es clave. A ningún empresario se le ha ofrecido la compra de su voto.«Se busca entre los más desfavorecidos y ciudadanos del Este; se aprovechan de sus necesidades económicas o de empleo». Lo más curioso es que se habían ofrecido 200 euros por un voto, pero «aquí no se lo lleva el que quiere, sino el que más pone» y en este caso eran los detenidos que, al parecer, ofrecían 250 euros por apoyo.

Y es que si se consiguen poco más de 500 votos te garantizas dos concejales y eso, en un Ayuntamiento como el de Mojácar donde en los últimos años se lo rifan entre PP y PSOE puede suponer alcanzar la ansiada Alcaldía. Lo que lamentan muchos vecinos es que existe una «laguna en la Ley», porque el que recoge la documentación es el elector, pero quien la entrega en una oficina de correos puede ser cualquier persona.

«Manolo Zamora es una marioneta y el quinto de la lista un hombre de paja»

En Mojácar muy pocos querían dar su opinión, a no ser que fuera bajo anonimato. Paco, el vendedor de la ONCE, y Roberto, el gerente de 'Casa Minguito', un restaurante situado en la plaza del Ayuntamiento eran de los pocos que daban la cara. Frente a la barra de su establecimiento se arremolinaba junto a varios de sus camareros viendo un programa de noticias.«Nos estamos enterando de lo que ha pasado por la televisión». Y cuando se le pregunta que si a él le habían ofrecido la compra de su voto se muestra rotundo. «No, pero si me lo hubieran ofrecido habría pedido un puesto de trabajo en el Ayuntamiento» dice con ironía y gesto cómplice.

Pero para conocer más en profundidad lo ocurrido nada mejor que acudir a las inmediaciones de la sede local del PSOE. En la barra del bar 'Los Cuatro' retumbaba la noticia y cada contertulio aportaba más datos. Y es que es un pueblo pequeño, muy recogido en la parte antigua y todos se conocen. Un trabajador de una empresa municipal se lanzaba incluso a hacer un perfil, a su modo, del candidato, al que, por cierto, el dueño del bar había visto a primera hora de la mañana cuando se tomaba el café «con la cara desencajada».

Manuel Zamora, iba a su sede y ya era consciente de lo ocurrido, pero no lo comentó en el bar. «Le faltan pantalones para enfrentarse a la vieja guardia del partido, que son los que le han metido en este embolado.Si se le veía en la cara que no tenía ni idea ni de por donde el venían; es que es una marioneta», advertía el trabajador municipal, que no reparaba en apuntar que el número 5 de la lista, Cristóbal VizcaínoGonzález, «es un hombre de paja, no pinta nada y por eso se ha prestado a guardar los votos en su casa».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios